EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

La estrategia del mal pagador

J. A. SOLER / @jasoler65

Si para algo deben servir los dos últimos numeritos de circo protagonizado por los gestores del Hércules, el de la mañana en la notaría y el de la tarde en rueda de prensa, es para que todos los alicantinos, herculanos o no, tengan muy claro que clase de gestores están al timón del barco blanquiazul.

El enésimo ridículo institucional ha dejado en evidencia al alcalde de Alicante por cambiar de discurso al ver que no podía cumplir su promesa electoral, al IVF por devolver las llaves a quién se las quitó por no pagar, a los que se tragaron el cuento de que Kuntajara nada tenía que ver con Aligestión (mismo perro con distinto collar) y, sobre todo, ha retratado al presidente del Hércules con apenas 150 días en el cargo de forma oficiosa, que no oficial.

Saltaba a la vista que acudieron a la subasta forzados y de mala gana. Porque eso de pagar un poco más por aquello que consideran que tiene “valor cero” les sentaba a cuerno quemado. Saben que con el pufo que dejó el socio aligestor nadie en su sano juicio podría pujar por las acciones de un Hércules cuyo único patrimonio es el sentimiento de unos miles de alicantinos. Y por eso mismo querían que les devolvieran gratis lo que les quitaron por no  18 millones de euros del erario público.

Sin entrar a valorar si el notario tiene unos honorarios demasiado elevados, lo cierto es que el cuento de que el adjudicatario no tiene por qué hacerse cargo de procedimientos anteriores -hubo una primera subasta que fue declarada desierta- suena a lo mismo a no hacerse cargo de deudas de antaño por lo que viene a ser el anticipo de la negociación con la Agencia Tributaria o con los acreedores ordinarios. Y es que su línea negociadora ya se sabe que es elegir entre unas migajas o nada, porque nada es la liquidación del Hércules. Chantaje puro y duro.

No es más que volver a utilizar la estrategia del mal pagador con el sello de la amenaza para que el juguetito les salga por cuatro perras. Y si puede ser a coste cero, mejor que mejor. Una representación teatral que ya hemos visto demasiadas veces en los últimos 18 años porque lleva el sello del mismo que no es dueño de nada pero es el puto amo de todo.

Que nadie dude de que lo volverán a conseguir por las bravas, como les gusta, aunque eso suponga la enésima vergüenza para los herculanos en particular y para todos los ciudadanos en general. No todo vale, por mucho que pueda funcionar con el nombre del Hércules encima de una mesa negociadora. Especialmente porque ya no cuela. Sobre todo porque, como dice la canción, esto tiene pinta de ser teatro, puro teatro. Pero no del bueno, del malo.

 

 

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?