EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

La deuda subordinada del Hércules con el Real Unión y una hipotética promoción en Irún

J. A. SOLER / @jasoler65

La fama de mal pagador del Hércules de Ortiz podría tener una clara incidencia en una hipotética promoción de ascenso si el equipo de Pacheta lograra clasificarse y en alguna de las eliminatorias se enfrentara al Real Unión de Irún. Resulta que en el listado de acreedores del proceso concursal de la SAD blanquiazul apareció una deuda de 1.062.000 euros contraída en 2010 con la entidad guipuzcoana por unos supuestos derechos del futbolista Yuri Berchiche que entonces militaba en el conjunto irundarra y en la actualidad forma parte de la plantilla de la Real Sociedad en Primera División tras ascender con el Éibar, tal y como informó en su día el diario Información el 27-3-2012 y AlicanteActualidad.com el 23-12-2012.

El Hércules nunca pagó aquel millón de euros al Real Unión pese a que el conjunto blanquiazul certificó su último ascenso a Primera División en el Stadium Gal. Aquella deuda se integró en un concurso de acreedores que calificó este crédito como subordinado, es decir, de difícil cobro. El club vasco solicitó en el Juzgado de los Mercantil nº 1 de Alicante la modificación de dicha calificación para poder cobrar al menos el 50 por ciento tras la quita establecida en el convenio de acreedores firmado en diciembre de 2012. La resolución judicial desestimó la demanda de la entidad de Irún que ni siquiera podrá cobrar en 7 años los 532.620 euros que hubiera percibido si la deuda hubiera sido considerada ordinaria.

La rocambolesca operación que generó esta deuda del Hércules con el Real Unión -existen sospechas de que no fue por adquirir los derechos de Yuri Berchiche sino por otro asunto mucho más turbio- podría tener un efecto boomerang para el equipo alicantino en el supuesto caso de que tuviera que jugarse el ascenso con el conjunto vasco en el mes de junio, algo que no es nada descabellado teniendo en cuenta la clasificación de ambos equipos en sus respectivos grupos de Segunda División B. Y es que los vascos están a solo 3 puntos del líder Huesca en un grupo II muy apretado en la cabeza.

En Irún no olvidan el tema -en el fútbol es peligroso no respetar ciertos códigos- y si desean un rival en una hipotética eliminatoria de play off es el Hércules. Esta pueden ser una de las consecuencias deportivas por los impagos masivos en la gestión de Enrique Ortiz en la SAD. Por si alguien tiene alguna duda de la incidencia del convenio de acreedores en el terreno de juego. Quedó comprobado en Primera División lo que ocurre cuando no se paga al personal deportivo, se dejó sentir en Segunda División con unas planificaciones muy condicionadas que abocaron al equipo al descenso y, ahora, para salir de Segunda B habrá que esperar que el destino y el sorteo de una hipotética promoción no sea muy caprichoso.

 

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?