EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

El mensaje de la afición del Hércules en la campaña de abonos

J. A. SOLER / @jasoler65

Si el Hércules pretendía tocar la fibra sensible del herculano enviando a su clientela un mensaje de injusticiatras lo ocurrido en la promoción de ascenso, lo que ha conseguido es el efecto contrario. Ha recibido un mensaje claro y directo de la afición que no quiere ni en pintura a los que de verdad roban la ilusión desde los despachos del Rico Pérez o en el mismo vestuario con el futbolista de la familia.

El resultado de todo ello es que en 10 días de campaña apenas se ha superado el centenar de abonos vendidos. Al margen de si los abonos cuestan casi lo mismo que algunos de Primera o Segunda, de si hay jornadas económicas o no, de si el abonado debe pagar en la promoción o si se respeta o no la antigüedad de los más fieles, el problema de fondo es que hay muchos que estarían dispuestos a pagar más si toda esta tropa que ha llevado a la ruina al Hércules sale de ahí inmediatamente.

La auténtica penitencia de los dirigentes de la SAD pasa por ver como los incondicionales, esos mismos que se volcaron con el equipo hace un mes, ahora protestan de la única manera que no pone en riesgo la integridad de sus bolsillos con abominables sanciones. Así, muchos han optado por no sacar el abono hasta que se produzca un cambio de gobierno en el Hércules. Y son esos que se dejaron la voz y mucho dinero en la promoción, en el Rico Pérez, en Murcia o en Cádiz en donde gastaron mucho más de lo que cuesta ahora el abono para toda la próxima temporada.

Seguro que nadie en el club es capaz de analizar y reflexionar sobre una situación que está muy clara para quién la quiera ver. Ni Sánchez Laso ni Quique Pina han robado la ilusión a los miles de herculanos que pasaron por caja ante el Murcia y el Cádiz, en el Rico Pérez, en la Nueva Condomina y en el Carranza. Los que se la robaron hace mucho tiempo fueron otros, los mismos que han destrozado uno de los símbolos de Alicante.

El problema es que si alguno de los abonados se le ocurre asistir al Rico Pérez con una pancarta con la leyenda “Que no nos roben la ilusión”, la misma que se utiliza para la campaña de abonos, duraría menos que aquella de “Ortiz gracias y adiós” u otras como “SOS Hércules” o “IVF, intervención ya”. Por supuesto, iría con la correspondiente receta en forma de sanción de 3.000 euros por contravenir la Ley del Deporte. Porque el término robo si que es ofensivo y no los demás que fueron retirados con su correspondiente multa o amenaza.

Esto deja retratado a más de uno en el palco aunque, desde luego, siga refugiándose en excusas de mal perdedor. La gente no es tonta, como creen, y de la misma manera que sabe que el no ascenso del Hércules no fue producto de una teoría de la conspiración, esa misma gente también es consciente de que este sentimiento no tiene sentido con determinada gente dentro por el irreparable daño que hacen a la imagen del club y, por consiguiente, de la ciudad.

Este es el verdadero mensaje de la campaña de abonos. ¿Lo habrán entendido o hace falta explicárselo de otra manera? No hay problema. El herculano está acostumbrado a sufrir y tiene una paciencia ilimitada. Lo que ya no tiene es miedo al cuento del lobo. Ese es el gran problema que tiene el amo. Que lleva más de 15 años comiéndose a Caperucita. Eso sí, que al menos pague el manjar con un abono de casi 30 millones de euros, que ese dinerito es de todos -ahí se incluye deuda con IVF, Hacienda y Seguridad Social-. Total, eso para él representa el mismo esfuerzo que para alguno de los “cuatro monos” sacarse el abono de tribuna alta, por ejemplo. Ni más, ni menos.

 

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?