EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Kuntajara y el 9 del Hércules

J. A. SOLER / @jasoler65

El derbi copero dejó buenas sensaciones en el herculanismo y una preocupante realidad. El enorme partido del Hércules y la demostración de que la afición blanquiazul no está muerta, por mucho que la maltraten, son dos de las cosas positivas que se pudieron observar en el Rico Pérez en la cita ante el eterno rival.

También vimos que el Elche no es tan fiero como lo pintan. Si enfrente hubiera tenido un rival con un poquito más de pegada se habría ido trasquilado a La Glorieta y con muchas dudas. Sin embargo, el equipo de Vicente Mir se encontró con un Hércules tan intenso y brillante en su juego como inoperante e inofensivo en la definición. Y esa es, precisamente, la preocupante realidad que presenta el proyecto de Javier Portillo tras el primer mes de competición.

La alarmante falta de un goleador en el Hércules es algo que viene de lejos. En las tres temporadas anteriores adoleció de lo mismo y así terminó la cosa. Esta carencia se llevó por delante a técnicos como Pacheta, Manolo Herrero, Vicente Mir o Luis García Tevenet. Ahora, tiene pinta de que más pronto que tarde puede ocurrirle lo mismo a Gustavo Siviero.

Si en cursos anteriores no hubo acierto por parte de la dirección deportiva para la elección de un 9 de garantías, algo fundamental para un equipo que aspire a objetivos mayores como el Hércules, el actual proyecto blanquiazul nace condicionado por un autobloqueo impuesto por los gestores del club en un momento crucial para la planificación de la plantilla.

Que durante abril, mayo y junio el Hércules estuviera paralizado por orden de Kuntajara y cía para presionar a las instituciones públicas ha tenido un efecto demoledor a nivel deportivo. Paco López, el entrenador elegido inicialmente por Javier Portillo, se cansó de esperar. Igual que los delanteros Carlos López, que terminó marchándose a Polonia, o Benja, éste ahora en el eterno rival, entre otros.

Sabido es que Gustavo Siviero no era la primera opción para el banquillo, ni Carlos Fernández ni Óscar Díaz los goleadores que necesitaba el Hércules. Sus incorporaciones se produjeron tras levantarse un bloqueo que no funcionó como estrategia para ablandar a Hacienda o al IVF.

De nada sirvieron las amenazas de liquidación o dimisión del presidente si no había un acuerdo global antes de Hogueras. Más bien les dejó retratados. Pasó el verano y el Hércules sigue sin tener un acuerdo de pago con la Agencia Tributaria y la subasta a la carta no ha llegado hasta septiembre porque los únicos que podían pujar decidieron no hacerlo en la primera convocatoria para ahorrarse unos eurillos. La cosa ha salido por 508.000 € en lugar de 597.000 €. En total, 89.000 € de ahorro.

Ahora les tocará rascarse el bolsillo cuando el Hércules siga sin encontrar el camino del gol. Con un cambio en el banquillo como sucedió con los entrenadores de anteriores temporadas o pagando lo que no quisieron pagar en primavera, esa época en la que hay delanteros para elegir en el mercado. Todo ello porque los aligestores del club optaron por una absurda paralización con graves consecuencias en la confección de una plantilla verdaderamente competitiva, es decir, con gol.

A quién no le falta gol es a Kuntajara SLU, la sociedad pantalla que ha tomado el relevo de Aligestión en el control del Hércules. Sobre todo, porque el golazo que le han metido a todos los ciudadanos de la Comunidad Valenciana, con la permisividad de las instituciones, es para recordarlo 18 millones de veces, por lo menos. Más aún cuando recuperar el baloncito que les quitaron por no pagar a nadie les ha costado 36 veces menos de lo que no devolvieron en su día al erario público.

Si para elegir un delantero para el Hércules fueran igual de espabilados que para enmarañar todo con tal de no cumplir con las obligaciones de pago, este viernes estarían pendientes de un sorteo de Copa que les permitiría hacer más caja en noviembre. Prefirieron tensar la cuerda durante tres meses y demorar el proceso de la subasta en busca de una rebaja. Así ha finalizado la jugada de Kuntajara y cía: Los aligestores han quedado retratados y, lo que es peor, el proyecto deportivo ya está cuestionado en septiembre por mucho que el derbi pueda enmascarar momentáneamente la misma realidad del último lustro.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?