EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Juanma Espinosa se quita el ancla

JOSÉ F. PERSONAL / @jfpersonalcases

Juanma Espinosa ejerció en la jornada del domingo (Hércules 5-0 Eldense) como el director de orquesta que necesitan los blanquiazules. Es cierto que la debilidad de un tocado Eldense era propicio para ello, pero es destacable al menos el paso al frente del arbunielense. Los azulgrana, en este caso de amarillo flúor, fueron un equipo blando y desorganizado manejado a imagen y semejanza de un Hércules a medio gas. BANNER PROMOCION

Siendo honesto, desde su llegada he tenido serias dudas acerca del rendimiento que Juanma pueda ofrecer al Hércules. Desde un primer momento me pareció un jugador acostumbrado a hacer un papel de stopper, sin buscar ofrecer nada más a sus compañeros. Con la rutina de un minero descendiendo al comenzar una dura jornada laboral.

Mis dudas se confirmaron con unas declaraciones que realizó la temporada pasada, si no recuerdo mal algo similar: “llevo toda la vida jugando así y no voy a cambiar ahora. Prefiero dar un pase atrás antes que perder el balón”. En ese instante pensé: esto lo dice un ex futbolista, alguien que no quiere aprender o evolucionar. Con 31 años no se puede pensar así.

Sin embargo, Espinosa ha contradicho con fútbol lo que él mismo dijo. No sé si Tevenet ha visto en él algo que otros entrenadores no vieron; o que jugar al lado de Checa le libera; o que simplemente ha adoptado el rol que más falta hace al equipo. Pero lo cierto es que, además de que viene siendo de los mejores en cada encuentro, ayer ayudó en defensa, como es habitual, y sobretodo, en ataque.

Cubierto por Checa detrás, Espinosa fue el enlace, la transición defensa-ataque. Ahora Juanma cruza la raya del medio campo sin mirar atrás. Dio desde el borde del área un pase a Peña entre líneas para que este sirviera el 4-0 a Berrocal. Marcó en una llegada desde atrás el 3-0 de cabeza. Se le ve caer a banda. Espinosa frecuenta lugares que antes no solía, y lo hace con acierto.

No quiero decir, ni mucho menos, que con este centro del campo dé para ascender. Jugarte todo en La Condomina o en El Sardinero son palabras mayores. Habrá que ver la progresión del castigado Miñano, jugador con tanta calidad como poco peso en el juego; o Omgba, aunque no ha empezado con buen pie cabe recordar que fue pieza importante en el ascenso del Real Oviedo.

Pero sí parece que en un equipo que cuenta con los Flores y Gaspar como tridente de mediapunta (y Nieto), no hace falta un omnipresente Farinós para controlar el juego. Con Checa en la retaguardia, y esta versión de Espinosa, más la calidad del tridente citado, el míster Tevenet tiene una buena base. La clasificación marcará si hay movimientos en el mercado invernal.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?