EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Juan Carlos Ramírez arrojará la toalla en una semana si no hay solución con Hacienda

ESTADIODIGITAL.ES / @EstadioD

Apenas 24 horas después del enésimo terremoto en el Hércules, Juan Carlos Ramírez convocó una rueda de prensa para expresar sus sensaciones respecto a la situación del club con la Agencia Tributaria y explicar lo que, según el presidente, ha sucedido con el simulacro de compra de una plaza en Segunda División.

En referencia a la oferta presentada hace tres semanas a Hacienda, Ramírez recordó que “lo único que pediría es que se me recibiera para tener una reunión y en ese momento salir y saber cual es la situación. No me gustaría marcharme sin saber que existe la mínima posibilidad de llegar a un acuerdo con Hacienda. Bastan diez minutos para darme una respuesta. No podemos seguir en esta situación. Es imposible confeccionar ningún proyecto sin salvar el tema con Hacienda”.

Juan Carlos Ramírez también recordó que estaría dispuesto a “entregar las llaves” del club a cualquiera que se presente con garantías suficientes para hacer frente a los compromisos de un Hércules que, después de mes y medio sin competir tras quedar sin opciones de disputar la promoción de ascenso, no puede realizar ningún movimiento a nivel de planificación deportiva o social -campaña de abonos- al estar embargado por la Agencia Tributaria con la que sigue sin aceptar el plan de pagos de la deuda herculana.

En este sentido, el presidente del Hércules afirmó que no quiere que se vea su posición “como una postura de fuerza sino de necesidad”. “El Hércules como institución casi centenaria no merece estar en vilo sin una contestación clara. Mi postura es pagar a Hacienda los más de cuatro millones en el nuevo convenio. Si tengo que poner mi garantía personal en el nuevo convenio para que esto salga adelante, lo hago. No me importa firmar porque no voy a dejar caer esto. Si no, la semana que viene y sintiéndolo mucho tendré que arrojar la toalla. Rendirse sin tener una contestación sería muy duro para todos”, explicó el presidente herculano.

El máximo dirigente herculano también reiteró que nunca se ha planteado la compra de una plaza en Segunda División. En este sentido quiso aclarar que  “nunca he negado que haya habido contactos. Lo que si aseguro es que nunca me he planteado adquirir una plaza. La misión de los empleados del club es atender a cualquier representante que nos haga un planteamiento. Una vez que me llega a mí doy mi negativa. Jamás me he planteado comprar una plaza porque mi único objetivo es sacar esta institucion adelante por sus propios medios”.

Pese a decir que nunca ha negado la existencia de contactos para adquirir una plaza en Segunda, 24 horas antes el comunicado oficial del Hércules al respecto no decía lo mismo tal y como se puede comprobar: “El presidente del Hércules de Alicante CF, Juan Carlos Ramírez, niega rotundamente la intención del Hércules de comprar una plaza de un club de fútbol profesional y reitera que todo su esfuerzo está centrado en sacar a la institución de la situación tan comprometida en la que se encuentra”.

A partir de ahí que cada uno extraiga las conclusiones oportunas sobre lo dicho ayer y lo de hoy. La conclusión a la que puede llegar la Agencia Tributaria apunta a una mayor inflexibilidad sobre el plan de pagos presentado por Juan Carlos Ramírez pues, al igual que ocurriera con la puja del estadio Rico Pérez, en la Administración ven que si los responsables del Hércules disponen de suficiente liquidez para hacer frente a operaciones millonarias también deben tenerla para saldar deudas públicas.

 

 

 

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?