EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Invasión murciana, ¿deserción herculana?

J. A. SOLER / @jasoler65

Basta con darse una vuelta por las redes sociales o pulsar la opinión en la calle para comprobar que la política de precios establecida por el Hércules para la eliminatoria de promoción contra el Real Murcia ha provocado indignación entre los abonados herculanos. Por ello, a diferencia de otras fases de ascenso en las que se ha llegado a llenar el Rico Pérez, en las primeras horas de venta de entradas para el partido del sábado la respuesta haya sido escasa.

Esta situación contrasta con la ilusión que ha despertado en Murcia este enfrentamiento. Los seguidores del conjunto murciano tienen previsto desplazarse en masa a Alicante y esperan completar más de 20 autobuses con aficionados para el encuentro de ida de la eliminatoria que se disputa en feudo herculano. A todo estos hay que unir los cientos que viajarán de forma particular por la cercanía entre ambas capitales.

En estos momentos, hay casi más entradas vendidas en Murcia que en Alicante para el choque del sábado en el estadio Rico Pérez, algo que refleja la diferente manera de encarar esta cita en uno y otro club. Y es que la afición grana espera llevar a cabo una invasión que puede oscilar entre 2.000 y 3.000 seguidores como la de su última visita hace algo más de un año.

Ante esto, la masa herculana tendrá que despertar para que el Hércules no se sienta visitante en su propia casa. Porque más allá de la incompetencia de los dirigentes blanquiazules está un símbolo de Alicante. La deserción es el triunfo del palco sobre la grada y eso no se puede combatir desde casa.

Merece la pena gastarse unos pocos euros para dar aliento a un equipo limitado y mal parido, pero que necesita más que nunca a su gente. Sea como sea es el Hércules. Y eso está por encima de la tropa que ocupa los despachos, maltrata a sus fieles y mancha el escudo un día sí y otro también.

Es el momento de apoyar a los jugadores, incluido el mejor delantero de Segunda B, y al técnico. Solo ellos, con la ayuda de la grada, pueden sacar adelante la eliminatoria contra el Real Murcia. Esto no es incompatible con recordarle a los del palco que nadie les quiere.

No es Alicante tierra de grandes movilizaciones y reivindicaciones. Pero cuando al alicantino le tocan el bolsillo y otras cosas suele reaccionar. Así de torpes son los que han provocado la enésima afrenta al herculano fiel. La deserción no es la mejor opción para apoyar al escudo y protestar contra los que se empeñan en destrozarlo. Hace falta cabeza y corazón. Así se llega al sentido común, el menos común de los sentidos. Y solo así el Hércules ganará la batalla. La del campo y la del palco. No queda otra.

Colas Rico Pérez

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?