EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Inercia ganadora en el Hércules

FRANCISCO J. GARCÍA QUINTO. Abonado 1.055 del Hércules.

En el fútbol como en la vida el éxito depende en gran medida de la fe que tengas en tus propias posibilidades. El Hércules hasta la jornada 9 era lo más parecido a un flan, a un manojo de nervios, a un quiero y no puedo y por ello desde la grada se veía nítidamente que hacía falta un cambio en el banquillo que intentase cambiar la peligrosa deriva de resultados negativos.

Hacía falta un cambio pero no cualquiera y se acabó fichando a uno de los mejores entrenadores en paro: Claudio Barragán. Y este fue nuestro principal punto de inflexión, de lo contrario sería difícil de explicar que los mismos jugadores que no valían al principio sean ahora unos fuera de serie o al menos sirvan para conseguir la ambiciosa meta del ascenso de categoría. Lo cierto es que se hizo una plantilla cara , veterana y con jugadores llamados a marcar diferencias. Prácticamente todos ellos estaban rindiendo por debajo de sus posibilidades y ahora están recuperando su nivel.

Lo que ha cambiado en este tiempo con Barragán al mando es la fe en nuestras propias posibilidades, luchar cada pelota y no perderle la cara al partido. Eso posiblemente explique que el remate casi imposible de Samuel en el 92 ante la Peña Deportiva  entrase en vez de acabar en la grada de Fondo norte , que Peña marcase su primer gol de cabeza en el Rico Pérez también en el descuento ante el At. Baleares, que actores secundarios como Pedja o Connor tuviesen su minuto de gloria para contribuir sensiblemente al colectivo o que Falcón ayer nos sostuviese con portentosas paradas en el descuento ante el imberbe pero siempre peligroso Valencia Mestalla.

Se ganan partidos por lo mismo que antes se perdían por una cuestión de inercia futbolística. Tras cinco partidos con Claudio y seis invictos el equipo al fin se asoma a los puestos de play off y se hace merecedor del galardón de candidato al ascenso. No se ha hecho absolutamente nada, solamente salir de un enorme socavón psicológico que hizo zozobrar toda la planificación deportiva. Aún queda casi todo por hacer pero esta es la línea a seguir, sin ninguna duda. Hay que seguir fuertes en el Rico Pérez e intentar sumar lo máximo posible fuera.

El final de año será complicado pero si todos los integrantes de la plantilla suman y el esfuerzo colectivo está por encima de las individualidades estoy convencido de que habrá motivos para ilusionarnos otra vez cuando todo parecía perdido. Con humildad, perseverancia y convencimiento se consiguen las metas más difíciles, pero como dice el Cholo “ partido a partido” y el domingo a por el At. Saguntino.

 

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?