EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Imposible ilusionar a nadie

ANTONIO GUIJARRO

Tuve la oportunidad de ver el partido entre el Badalona y el Hércules que, como todos saben, finalizó con empate sin goles. Un encuentro con encefalograma plano que aburrió hasta el que vendía las pipas. Parece mentira que con el dinero que se ha despilfarrado en las dos últimas décadas en la entidad, todos los que han pasado por la dirección deportiva hayan fracasado estrepitosamente y nunca aprendieran la lección. 

Que pena ver al equipo alicantino por campos que no tienen ni público. Es triste pero real, Nunca hemos ganado un título, pero es cierto que en las etapas de José Rico Pérez o Aniceto Benito el Hércules se ganó el respeto y el cariño del mundo del fútbol. Si entonces hubo mimbres para construir algo importante en este club, se perdió en los últimos 20 años con el paso de una familia que llegó sin saber lo que significa este sentimiento y sigue sin saberlo.

Desde mi punto de viste, los futbolistas son los menos culpables de la situación de desbarajuste por la que atraviesa el Hércules. El problema no es estar a veinte puntos del Mallorca o a cuatro del cuarto clasificado. Ese no es el tema. La cuestión es que demasiada gente ha mirado hacia otro lado durante muchos años. Ahora no sirven de nada las lamentaciones. Alicante dejó de tener un club de fútbol de élite hace mucho tiempo y actualmente es un juguete en manos de alguien a quien le importa un pito lo que piensen los demás.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.