EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

El Hércules queda a 6 puntos del líder y a 4 de la promoción tras disputar solamente 3 jornadas

J. A. SOLER / @jasoler65

Ni los más pesimistas podían imaginar un arranque liguero tan flojo del Hércules. Con sólo 3 puntos de 9 disputados, una victoria y dos derrotas, errores letales y un mar de dudas. Ese es el balance que presenta a día de hoy un equipo que hace dos semanas pintaba bien tras lo visto en pretemporada y en la primera cita ante un recién ascendido, pero que ha perdido credibilidad con dos dolorosas e inesperadas derrotas ante Barcelona B y Sabadell.BANNER CUAD

Habría que remontarse a la temporada 2000-2001 para encontrar un comienzo de Liga tan flojo del Hércules. Aquella fue la campaña que empezó con Miquel Corominas de entrenador tras un convulso verano en el que el club estuvo al borde de la desaparición. Ese año el equipo blanquiazul sumó una victoria y tres derrotas en las cuatro primeras jornadas.

En la actualidad, con una plantilla muy superior a la de entonces los números no son mejores con solo un triunfo en las tres primeras jornadas. Lo peor, más que estos registros, es que el liderato, gran objetivo del Hércules para esta temporada porque así hay más opciones de ascenso, está ahora a 6 puntos y la promoción -cuarto puesto- a cuatro puntos.

No son distancias insalvables cuando todavía restan 35 jornadas, pero obliga a reaccionar rápido para ahuyentar nervios y presiones de todo tipo que tanto afectan al Hércules. Y eso que para muchos el actual proyecto parecía el mejor de los últimos tres en Segunda B. Es posible que la plantilla sea la más completa de los últimos ejercicios, que el equipo sea mejor que el de hace un año o dos, pero el fútbol dice que se puede tener un equipazo y no ser el más competitivo.

No es fácil rendir con una permanente espada de Damocles sobre la nuca. Puede ser el caso del Hércules en donde las urgencias por empezar bien o por ser líder desde el principio para así generar pronto expectativas de ascenso que son necesarias para disponer de una aparente mejor tarjeta de visita a la hora de renegociar deudas o trapicheos diversos. Esa es la losa con la que tiene que convivir un club al que le cuesta tanto dar con la tecla en el plano deportivo.

Toca reaccionar pronto y los dos próximos partidos del Hércules, ante el Llagostera y Valencia Mestalla, van a resultar determinantes para un proyecto que necesita la credibilidad que dan los resultados.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?