EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Fiesta en La Catedral

J. A. SOLER / @jasoler65

Sabían que los tenían muy difícil, pero todos confiaban en un equipo que se crece ante las adversidades y que por algo ha estado todo un año sin perder un partido. La Catedral, como llaman en el colegio Agustinos a su pabellón, creyó siempre. Hasta cuando parecía que todo se iba al traste tras un inesperado revés.

Por ir por el camino más largo y sinuoso, permanentemente al borde del precipicio, la celebración no fue igual. Ni mucho menos. La fiesta empezó a palparse a falta de varios minutos para terminar el partido contra el Anaitasuna. La Catedral se puso en pie y ya no se sentó. El banquillo, lo mismo.Y es que el pabellón agustino olía el ascenso.

Mientras tanto, en la cancha se veía a siete “Cholos” agitando a la grada cada vez que había un gol, Kiko Padilla hacía una parada o inquietaba el rival. Así, desde el inicio del encuentro. Imposible quedar impasible ante esa atmósfera de locura colectiva que invadió La Catedral del balonmano alicantino.

Tras la bocina final hubo cava, abrazos interminables, lágrimas, Arkaitz hizo de reportero con micrófono en mano para Alacantí TV, otros optaron por cortar las redes de las porterías como recuerdo de un día histórico. Muchas emociones y sensaciones difíciles de explicar, imposibles de entender.

 

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?