EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Fiasco de expectación en el Rico Pérez para el Hércules-Barça

J. A. SOLER / @jasoler65

Poco o nada tiene que ver el choque copero de este miércoles 30 de noviembre de 2016 entre Hércules y Barcelona con el que se disputó hace 20 años en el Rico Pérez, también de Copa. Por entonces, en enero de 1996, el coliseo alicantino se llenó hasta la bandera pese a que las entradas no eran precisamente baratas. Lo mismo ocurrió en el último enfrentamiento entre ambos equipos en Alicante en 2011, éste de Liga.banner-promocion-ok

En cambio, en esta ocasión la expectación es mínima. A 24 horas para el comienzo del encuentro apenas se habían vendido unas 13.000 localidades de las casi 30.000 que cuenta el Rico Pérez. Y no parece que vayan a ser muchos más porque el movimiento en taquillas es casi nulo. De hecho, desde que el pasado 5 de noviembre se abrió el plazo de venta de entradas para no abonados, el Hércules apenas ha superado los 5.000 tickets despachados pues 8.500 fueron adquiridas por los abonados.

El hecho de que el FC Barcelona venga con un equipo sin sus grandes estrellas ha reducido a la mínima expresión el interés del aficionado culé que estaría dispuesto a pagar 50 euros por ver a Messi, Neymar, Luis Suárez, Iniesta, Rakitic, Busquets o Piqué pero no por un Barça con Alcácer, Arda Turan, Digné, Umtiti, Denis Suárez o Rafinha. Eso era algo que se sabía antes incluso del sorteo.

Tomando como referencia la eliminatoria copera entre Hércules y Barcelona del año 96, en la que se colgó el cartel de no hay billetes en el Rico Pérez, por entonces el conjunto azulgrana que dirigía Johan Cruyff no tenía un clásico con el Real Madrid tres días después y no se llevaba tanto hacer rotaciones. De hecho, en Alicante jugaron Guardiola, Figo o Prosinecki, por entonces máximos exponentes de aquel Dream Team en decadencia. Y las entradas eran proporcionalmente más caras que las actuales.

También se llenó, incluso con colas para acceder al Rico Pérez desde horas antes, en el último Hércules-Barça de Liga en enero de 2011. El precio de las localidades era superior al del partido de este miércoles y el club blanquiazul permitió a los seguidores culés hacer un mosaico en la grada mundialista. En aquel partido el equipo de Guardiola jugó con todas sus figuras al ser un encuentro liguero y más después del 0-2 registrado en el Camp Nou en la primera vuelta.

Al margen del horario, 22 horas, que tampoco ayuda, la principal causa del fiasco en esta ocasión está más en la ausencia de las estrellas barcelonistas que en cualquier otra cosa. Un partido de Liga entre Hércules y Barça, entre semana y con ese mismo horario, pero con Messi, Neymar, Iniesta y Luis Suárez en el campo habría llenado el Rico Pérez como en ocasiones anteriores. Haga frío o calor, llueva o no, se juegue a las 5, a las 9 o a las 10. Porque 45 o 50 euros por ver a esta gente no es demasiado caro. Si lo es ver a Digné, Mathiew o Paco Alcácer, con todos los respetos.

Está claro que hubo un error de cálculo en los dirigentes del Hércules que pensaban en un lleno aunque salieran al Rico Pérez 11 escobas con camisetas blaugranas. Alguien no calibró las circunstancias que rodeaban a este partido a la hora de fijar precios para el no abonado. De ahí el tremendo fiasco.

Y menos mal que por una vez el club trató a sus abonados como debe, algo que no está reñido con precios razonables para el resto, porque en caso de haber sangrado a los fieles en lugar de media entrada podríamos estar hablando de un tercio como máximo. Porque gracias al abonado se han vendido más de la mitad de localidades aún sabiendo todos qué equipo traería el Barça, el mismo que utilizó hace un año contra el Villanovense o hace dos en Elche.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?