EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Faz Divina, misericordia para el Hércules

J. A. SOLER / @jasoler65

Cuando uno cree que el macuto de sorpresas en el Hércules está a rebosar y no cabe una más, siempre aparece la penúltima. En esta ocasión ha sido fijar la celebración de la Junta General de Accionistas, la misma que debe oficializar el cambio en la presidencia, para el día de la Santa Faz. Ver para creer como tantas otras cosas que ocurren por el Rico Pérez.

Esta decisión tiene varias lecturas. La primera puede ser una cuestión de incompetencia en la SAD por aquello de que nadie en los despachos cayera en la cuenta de que el 12 de abril es festivo señalado en Alicante. Nada extraño, teniendo en cuenta los antecedente. La otra opción sería que el club hubiera elegido deliberadamente esta fecha para asegurarse una presencia mínima o nula de accionistas minoritarios que pudieran pedir cuentas y responsabilidades al consejo por la lamentable situación deportiva e institucional del Hércules.

Cualquiera de las dos hipótesis encajan perfectamente en el “modus operandi” habitual de una entidad casi centenaria que sigue navegando a la deriva por mucho cambio de presidente, entrenador o jugadores que haga. Porque lo que nunca cambia es quién maneja el mando a distancia. Da igual si en la presidencia está Carlos Parodi, Quique Hernández o el bueno de Hilario. El timón lo lleva siempre el de siempre.

Y así le va. Luego dirán que el Hércules no tiene suerte, que le ha mirado un tuerto, que algunos del entorno no reman, que otros son agoreros por decir con antelación que así es imposible o hasta oportunistas por pedir responsabilidades tras el enésimo fracaso. Dos décadas llevamos con esta cansina canción que suena más que el despacito.

En el caso del penúltimo numerito que ahora nos ocupa, si Quique Hernández tiene de verdad mando en plaza no debería consentir que su estreno oficial como presidente quede marcado por la elección de una fecha inadecuada. Por mucha declaración de buenas intenciones que haya realizado en su primer mes oficioso en el puente de mando, si traga con este asunto ya nos podemos imaginar lo que puede hacer cuando deba decidir sobre la necesaria reestructuración de la dirección deportiva teniendo en cuenta los resultados de los dos últimos ejercicios.

Porque esto va mucho más allá de que un Junta General de Accionistas se celebre un día inapropiado. Es más una cuestión de confianza en un reino que habitualmente genera desconfianza entre sus fieles. También es más una cuestión de credibilidad entre el peregrino herculano que hace tiempo que no cree. El mismo romero que ese 12 de abril irá a la Santa Faz para pedir dos milagros por su Hércules. Uno para que encuentre el gol en el campo y otro para encontrar el camino correcto en los despachos. Y es que una cosa va unida a la otra, aunque no lo parezca. Por eso, todo sale como sale. Faz Divina, misericordia.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.