EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Estudio Lamela se convierte en accionista del Hércules tras no cobrar el proyecto del Rico Pérez

J. A. SOLER / @jasoler65

Uno de los puntos calientes de la Junta General de Accionistas estuvo relacionado con la ampliación de capital que el Hércules está obligado a cubrir como garantía de cumplimiento del convenio de acreedores. Además de los 3 millones de euros que la SAD debe reunir en dos fases durante 2014, también se aprobó una serie de créditos a compensar por acciones.

Uno de ellos corresponde a Promoval Inversiones Inmobiliarias S.L. (Valentín Botella) por un importe de 1.924.441 euros en virtud del convenio de acreedores de la sociedad blanquiazul. El otro crédito convertible en acciones corresponde al Estudio de Arquitectura Lamela, el mismo que presentó un proyecto de reforma del estadio Rico Pérez tras ser adquirida la instalación por parte de Aligestión Integral S.L. en 2007.

Según informó la Junta General de Accionistas del Hércules, la conversión de la deuda del Estudio Lamela por acciones se produce por un importe de 30.160 euros, por una deuda contraída con el prestigioso arquitecto con fecha 23 de septiembre de 2010. El impago total ascendió a 37.700 euros pero tras llevarse a cabo una quita del 20% se estableció la cantidad en 30.160 euros para su canjeo por acciones en el proceso de recapitalización del Hércules.

Este anuncio provocó que pequeños accionistas cuestionaran si la deuda con el Estudio Lamela debió ser asumida por Aligestión Integral como sociedad propietaria del estadio Rico Pérez y no por el Hércules que, en definitiva, es un inquilino de la instalación y, por consiguiente, no debería tener capacidad para contratar proyectos de reforma en un inmueble que no es de su propiedad. Ante ello, el presidente Carlos Parodi señaló que el plantemiento expuesto era “un poco sui generis”.

Aligestión Integral adquirió la propiedad del estadio Rico Pérez en mayo de 2007 tras abonar al Ayuntamiento de Alicante, anterior dueño de la instalación, la cantidad de 7,6 millones de euros más una garantía de 4,2 millones para la reforma del estadio. Pocos meses después, tres estudios de arquitectura presentaron sendos proyectos de remodelación, siendo elegido finalmente el del arquitecto Carlos Lamela que sufrió una variación posterior ante la posibilidad de incluir una reordenación urbanística de toda la zona a instancias del propietario del estadio Rico Pérez. Esa modificiación contemplaba la construcción de viviendas en el terreno donde está la sede Aguas de Alicante y de un establecimiento de neumáticos.

A pesar de todo ello, la factura del proyecto final por valor de 37.700 euros se hizo a nombre del Hércules, inquilino del estadio, y no de Aligestión, sociedad propietaria de la instalación. De ahí que la inclusión de Estudio Lamela como accionista del Hércules por esta cuestión despertara el interés de dos accionistas minoritarios en la Junta General celebrada este miércoles.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?