EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Equipo médico de altura en el HLA Alicante

ESTADIODIGITAL.ES / @EstadioD

El HLA Alicante está realizando una temporada sensacional. En el ámbito deportivo, los sistemas tácticos impuestos por Pedro Rivero han calado a las mil maravillas en una plantilla que está dispuesta a luchar por el ascenso a LEB Oro. En gran medida, el perfecto estado de los jugadores a lo largo de las semanas juega un papel esencial en el camino hacia el éxito. Por ello, el logro de una excelente planificación y la preparación física de los jugadores se debe a la magnífica labor que realiza el equipo médico y los fisioterapeutas del club.

El correcto trabajo del día a día con los jugadores es fundamental para mantener de forma constante el tono físico adecuado y, por ende, que el rendimiento sobre la pista no se vea afectado. Así lo explica Javier Furió, fisioterapeuta del HLA Alicante: “La recuperación tras un entrenamiento es primordial. Ese proceso de fatiga muscular es un elemento que debemos controlar lo mejor posible para evitar el aumento de lesiones, incluso de mayor gravedad”.

Además de realizar labores de prevención, el cuerpo médico se encarga de los procesos más duros de recuperación tras una lesión de larga duración. Ha sido, sin duda, una situación experimentada esta temporada con las bajas de Boubacar Sidibe y Kike Garrido, siendo de este modo los protagonistas de la mayor de sus preocupaciones. Por lo tanto, una vez surgen estas circunstancias, Javier Furió recalca la importancia de las tareas y ejercicios específicos, agregando que “el trabajo individual dirigido a una lesión concreta con unas características determinadas, como era el caso de ambos jugadores, marca las diferencias”.

La mano quirúrgica

Asimismo, en las lesiones de larga duración, resulta imprescindible la parte más técnica, es decir la médica, para determinar los plazos y los procesos de recuperación. En el caso de Sidibe, como detalla José Luís Bataller, médico del HLA Alicante, fue necesario un tratamiento quirúrgico que tuvo un resultado sobresaliente. Por ello, el trabajo de asesoramiento y de contacto diario con los fisios y el jugador es vital para su perfecta recuperación

El -también- fisioterapeuta del equipo alicantino, Alexis Müller, resalta la importancia del trabajo “psicológico”. La complicidad que se genera entre el jugador y el fisioterapeuta facilita la mejoría paulatina de la lesión y evita que el tiempo de recuperación se convierta en una losa. “La interacción personal y la confianza hace que tengan tranquilidad y seguridad en que todo va por el mejor camino posible. Eso influye en el aumento de las posibilidades de una recuperación completa”, señala Alexis.

Sin duda, uno de los puntos de inflexión de la temporada fue la final de la Copa LEB Plata. Sobre todo para los fisioterapeutas, ya que vivieron uno de los momentos más duros del año al desarrollarse la lesión de Justin Pitts a falta de cuatro días para luchar por el título. Así pues, todo el cuerpo médico realizó un trabajo sensacional, tratando a la perfección el tobillo del norteamericano. Gracias a ello, el base lucentino llegó en las condiciones óptimas para la disputa de aquel encuentro que quedó sellado en la historia del club.

El doble éxito médico

Es por ello que Javier Furió lo define como uno de los instantes “más complicados y más bonitos de esta temporada”. Además, añade que “supuso una auténtica carrera contrarreloj por parte de todo el cuerpo médico”. Por su parte, Alexis Müller detalla “la espectacular evolución del jugador” y matiza que aquella situación supuso un doble triunfo: la sensacional respuesta de Pitts y la consecución del título de Copa.

En consecuencia, la vuelta a la pista de un jugador que ha sufrido una lesión supone una gran satisfacción, tras muchas horas de trabajo y un duro proceso de recuperación. “Para nosotros es especial, se trata de la culminación del objetivo. Es la finalidad de nuestra profesión”, explica Javier. Del mismo modo, los aplausos del pabellón tras la reaparición de un jugador supone un momento de máxima alegría. “Es muy reconfortante cuando la gente jalea la vuelta de un jugador, pues sentimos una gran satisfacción personal y la gratificación del jugador”, concluye el fisioterapeuta del HLA Alicante.

Así pues, no resulta difícil de coincidir en que el cuerpo médico de HLA Alicante es un eslabón esencial para que el equipo consiga los objetivos marcados para la temporada. Este año no ha sido nada fácil, pues las lesiones de Bouba o Kike, junto al milagro de Justin Pitts en la final de la Copa LEB Plata, ha mantenido la sala de recuperación completamente saturada. Sin embargo, gracias a un trabajo sensacional y extraordinario, ha tenido siempre el mismo final: la perfecta recuperación de los jugadores y su vuelta bajo las órdenes de Pedro Rivero.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies