EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Elche y Hércules: Dos caras de una misma moneda devaluada

FRANCISCO J. GARCÍA QUINTO

De todo es sabido que la Ley de Sociedades Anónimas en el fútbol profesional mató el sentimentalismo y vino a ser el último clavo en el ataúd de la participación del socio en decisiones que afectan a su club. Salvo Real Madrid, Barcelona, Athletic y Osasuna todos juegan en la misma liga, la del capitalismo neoliberal, la de los intereses creados y, en definitiva, la del negocio por encima de todo lo demás . En esta tesitura Elche y Hércules han salido perdiendo claramente. De ser equipos con solera, irregularidad y cierto empaque pasaron a ser equipos menores, meras comparsas al servicio de un cacique (¿Brugal?) que trata a sus aficionados como si fueran cabras o monos, según el caso.

La injusta ley deportiva puso (y aún pone en bandeja)  la propiedad de ambos clubes. Elche y Hércules siguen en  manos de gente que ha demostrado hasta el hartazgo su incompetencia deportiva, económica y social. Gente sin escrúpulos, con numerosos problemas judiciales, que no tiene reparos en cambiarse de bando o en aliarse con el mismísimo diablo para conseguir medrar. Así que no es nada extraño que ambos clubes estén en franca decadencia pese al supuesto dinero que invierten.

El caso del Elche es si cabe más lamentable que el del Hércules porque hace solamente tres años habían conseguido permanecer dos años seguidos en la élite y tenían la oportunidad de consolidar al club entre los grandes. Sin embargo Sepulcre no pagó y el equipo fue pionero en descender administrativamente desde Primera División. Era cuestión de tiempo que ese grosero desliz les hiciese dar con sus huesos en el pozo de la B, categoría en la que se sabe cuando se entra pero no cuando se sale. Comprendo los ánimos alicaídos de mis amigos ilicitanos que han dado de lado a la entidad hartos de tantos supuestos casos de corrupción, de la pésima gestión deportiva y sobre todo de que el culpable de todos sus males siga manejando los hilos.

Y de manejar los hilos en Alicante, ¿qué les voy a contar a ustedes? Algunos estamos  más que hartos de la situación institucional del Hércules, pero nadie hace nada. La única solución digna y eficaz era la salida de estos dirigentes pero Manuel Illueca, un vulgar político del montón que no conoce la ética, les ofrece el club a los mismos que lo desmantelaron hasta tres veces, a los mismos que crearon la exorbitante deuda, a los mismos que nos hicieron pasar vergüenza tras múltiples portadas de periódico sonrojantes, a los mismos que nos bajaron a Segunda B y nos tienen ya cuatro largos años en el pozo sin que aún se vea la luz. Obviamente comprendo a todos los herculanos y alicantinos que dan la espalda al club y han dejado de asistir a los pésimos y soporíferos partidos con que nos castigan los jugadores cada quince días en el Rico Pérez. Es de ley reconocer que el club camina sin brújula en una huida hacia adelante continúa y difusa en la extraña búsqueda de un milagro (ascenso) para el que tampoco pone toda la carne en el asador ( no hay delantero centro goleador ni mediocentro bueno). No es extraño que todo les salga mal y que el aficionado siempre esté lamiéndose las heridas, que caminemos por el sendero de la mediocridad hacia un previsible fracaso más si nadie lo remedia.

Viendo el caos institucional en el que están sumidos ambos clubes no me sorprende para nada la bazofia de partido que vivimos ayer. Dos equipos futbolísticamente deprimidos, que han planificado mal, que cesaron ya a un entrenador por bando y que deben de cambiar medio equipo si aún quieren tener alguna posibilidad de ascender en junio, por el camino largo. Dos equipos que dan pena a sus aficionados y que sobre todo no están a la altura de las circunstancias. El Elche se hizo para aspirar al primer puesto y está quinto a catorce puntos del líder y el Hércules que supuestamente se hizo para aspirar a Play Off, está a cuatro puntos del cuarto, por lo cual llegará al ecuador de la competición sin estar entre los elegidos y gracias porque podía haber sido peor.

El Elche no hizo nada salvo el palo del minuto 88 que injustamente les habría dado los tres puntos, en cambio el Hércules lo intentó más  pero con una ineficacia que acabó desesperanzando al más entusiasta de los aficionados. Ni Doreamón se cree que este Hércules entrará entre los cuatros primeros y ascenderá  sin reforzarse sustancialmente en  enero. La plantilla es insuficiente, no vergonzante, porque los chicos sí corren y pelean partido tras partido pero tienen muy poco gol y una de dos o traemos alguien que los meta o cambiamos las reglas de este deporte. Claudio lo sabe, Portillo espero que también. Ambos han sido delanteros y saben de sobra que Óscar no lo es y que Carlos no es lo que necesitamos. Ambos saben o deben saber que Pepelu está en prácticas, que Miñano no es el cerebro que se necesita, que Navarrete no es el mediocentro mixto de fútbol total que se nos vendió en agosto, que Gaspar ha fracasado temporada y media y debe salir, que Nieto no puede ocupar una ficha profesional lesionándose tanto y que Juli, Peña y Chechu no pueden ser quienes lideren esto porque ya están al borde de la retirada y el físico no les respeta, como mucho pueden aportar si otros tiran del carro, pero no es el caso. No están para pegarse una temporada de 40 partidos sino para dosificarlos y que puedan marcar diferencias en algunos momentos puntuales.

El Elche se reforzará en enero y estoy convencido de que al menos llegará al Play Off pero en el caso del  Hércules no lo tengo tan claro. De ascenso ya ni hablamos, mejor será. Ambos deben hacer bien los deberes en enero pero mucho más en el caso blanquiazul. Quien no lo quiera ver, quien prefiera mirar hacia otro lado en Romeu Zarandieta, será cómplice de otro fracaso. Mientras tanto a los aficionados de uno y de otro bando les recomiendo leer a Séneca y a Job, rezar al dios del fútbol y esperar a que baje la marea. Ármense de paciencia con lo que hay en el campo y lo que hay fuera y de verdad piensen en unirse si lo que quieren es que cambien las cosas, no se conformen con más migajas aunque sean los de un pírrico pero muy necesario ascenso a Segunda A y  sobre todo no dejen que los de siempre nos sigan marcando los goles que ayer no vimos.

 

 

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.