EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

El valor de la cantera

J. A. SOLER / @jasoler65

El descubrimiento de Alex Muñoz como defensa central es, sin duda, mérito de Pacheta que ha visto en el canterano del Hércules condiciones para sacarle mayor rendimiento en el centro de la zaga que en un lateral. Pero también pone de manifesto que esto no habría sido posible si el joven jugador alicantino no hubiera pertenecido a un fútbol base ignorado y hasta despreciado por el propio club.

Dicen los gestores del Hércules que la cantera es deficitaria y por ello ocupa, en estos momentos, un segundo plano en la estructura del club. El caso de Alex Muñoz, un “fichaje” gratis para el primer equipo, demuestra que una verdadera apuesta por el fútbol formativo es más que rentable. Es una cuestión de hacer números.

Si en lugar del “invento” de Alex Muñoz, el Hércules tuviera que contratar a un defensa central procedente de otro equipo y de la mano del representante de turno, el coste sería mucho mayor. Lo mismo se puede aplicar a otros jóvenes formados en la cantera blanquiazul como el meta Iván Buigues, Baldo o Sellés. Todo ello sin mencionar a Eldin que, en caso de continuar, sería una pieza básica en el proyecto.

Buscar en el mercado un segundo guardameta o recambios para laterales o centrales, por ejemplo, podría tener un coste mínimo de 300.000 euros entre todos ellos. Nada más hay que ver lo que costaron en las dos últimas temporadas jugadores de relleno como Aulestia, Aitor Fernández, Pere Martínez, Hervás, Fran Mérida, Machis, Cabrera, Sarpong, etc. Sin comentarios.

Y encontrar a un jugador equiparable en calidad a Eldin Hadzic, otro futbolista formado en los equipos inferiores del Hércules, no es fácil teniendo en cuenta la ficha base del hispano-bosnio. No contamos si alguien decide pagar traspaso por él como en su día ocurrió como Miguel de las Cuevas (300.000 euros al At. Madrid), Raúl Ruiz (300.000 euros al Real Madrid o Kiko Femenía (2,5 millones de euros al FC Barcelona).

Porque si al ahorro en contratos que supone disponer de tres o cuatro jugadores de la cantera, y más en Segunda B en donde es obligatorio contar con media docena de sub-23, le añadimos posibles traspasos como ha ocurrido en los últimos años, más las cuotas de los padres de los chavales que cubren gran parte del presupuesto por no decir todo, el fútbol base no solo no es deficitario sino que, a poco que el Hércules cuide mínimamente esta importante parcela, podría suponer la solución económica del club.

Es cuestión de hacer cuentas, tener miras de futuro y no alquilar la casa al mejor postor porque quién manda nunca creyó en esto. A él le va más gastárselos en presidentes remunerados para utilizarlos como escudos o colocando a familiares de gente influyente en Alicante con cargo al dinero que genera el fútbol base, algo que confirmó  su hombre de confianza en el Hércules. Así le ha ido.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?