EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

El problema del Hércules: 13 de 36

FRANCISCO J. GARCÍA QUINTO

13 puntos sumados sobre 36 puntos posibles en toda una segunda vuelta aciaga. No pensemos que la culpa la tienen dos malos árbitros, tres mediocres entrenadores, la mala suerte o el empedrado. La culpa es exclusivamente de los jugadores, de quien los ha traído aquí y de quien sigue confiando en ellos. La afición por mucho que quiera no puede.

No me sirve que jueguen bien cuatro partidos al año, que planten cara al Elche y al Mallorca o que hayan merecido ganar a este último. No me sirve porque han sido incapaces de mantener la regularidad, de ganar partidos, de tener buenas rachas y de mantener viva la llama de un play off baratísimo, porque no olvidemos que el Badalona, equipo actualmente clasificado en el puesto cuarto, estaba casi en play out cuando les visitamos a principios de febrero, con seis puntos menos que nosotros y ahora nos sacan un total de siete puntos, algo vergonzante.

El Badalona, un equipo aseado pero sin un presupuesto alto, lleva siete partidos ganados de forma consecutiva. Ellos sí han dado el arreón, a ellos no les ha temblado el pulso al final de cada partido, no han sido víctimas de errores defensivos y han tenido el acierto que nos ha faltado a nosotros en casi todo el año.

Solamente con seis o siete puntitos más ahora estaríamos enchufados en la pelea con todas las de la ley, sin embargo andamos descolgados, en tierra de nadie, maldiciéndonos de nuestro poco acierto, mala suerte o falta de respeto del estamento arbitral. El equipo perdedor siempre encontrará excusas para no darse cuenta de que el fallo se encuentra dentro del vestuario.

Quizá sea falta de hambre ganadora, quizá sea miedo al triunfo, quizá excesiva mediocridad, falta de concentración, autocomplacencia o vaya usted a saber pero el caso es que una vez falla uno, otras falla otro y casi siempre falla el equipo. Está demostrado que tienen que meter más goles para ganar partidos porque casi siempre solemos fallar atrás y eso no se hace. Da igual lo bien que se juegue cuando se es incapaz de sentenciar un partido, dejarlo abierto y finalmente perder los puntos. Y no me estoy refiriendo al partido de hoy ante el Mallorca, cuyo empate no debería ser considerado un paso atrás, sino a los partidos ante el Olot, Cornellà, Alcoyano, Peña Deportiva, Peralada u Ontinyent. Partidos que debieron de ganarse  y que fuimos incapaces de resolver y demostrar una teórica superioridad.

Por todo ello nos vemos casi  sin posibilidades reales de ser ni siquiera cuartos, aunque el play off vaya a estar seguramente por debajo de los 62 ptos. Nadie puede confiar en una plantilla demasiado irregular y que falla casi siempre. Una plantilla muy poco capaz de ganar que solamente obtuvo nueve victorias sobre treinta y un partidos jugados y que también es incapaz de ganar en su teórico mejor partido. 13 de 36 puntos en toda la segunda vuelta, un 36% del total, una auténtica vergüenza, números de descenso a Tercera División. Todo está a punto de irse al carajo, entre tanto les lanzo la siguiente pregunta ¿Serán ustedes capaces de ganar solamente un par de partidos seguidos ante el Atlético Baleares y Valencia Mestalla  o será pedir demasiado?

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?