EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

El primer gol llegó con el gran recibimiento al bus del Hércules

J. A. SOLER / @jasoler65

Decenas de aficionados del Hércules empezaron el decisivo partido contra el Toledo dos horas antes de su inicio. El encuentro estaba fijado para las 21 horas, pero muchos herculanos optaron por desafiar al calor y a las 19 horas se congregaron a la altura del Centro de Tecnificación, a 200 metros del Rico Pérez, para esperar al autobús que transportaba a los jugadores blanquiazules al estadio.

La calle del Foguerer Romeu Zarandieta quedó colapsada en cuanto el vehículo con el escudo del Hércules giró desde Doctor Rico y se acercó a la multitud que esperaba en la pequeña rotonda del Centro de Tecnificación. El autobús ralentizó su marcha ante la dificultad para abrirse camino por la calle. Fue un último empujón de ánimo antes de empezar el partido. En ese momento nadie esperaba que el partido transcurriera por unos niveles de sufrimiento y agonía como los que se vivieron dos horas después.

Afición Hércules

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Con botes de humo, banderas, bufandas al aire y camisetas de todas las épocas, el autobús del Hércules fue escoltado por la parte más animosa de su afición hasta la puerta del vestuario. Mientras tanto, el medio millar de seguidores del Toledo contempló una escena que se repitió con menor intensidad en el momento que llegó el autocar del conjunto toledano al Rico Pérez. logo-san-rocco-negro-2

Una vez dentro del estadio, el ambiente fue de promoción. Alrededor de 15.000 espectadores se dieron cita en el coliseo alicantino. Los más de 500 seguidores del Toledo, que no cesaron de animar a su equipo ni siquiera cuando iba perdiendo 2-0, fueron ubicados en la grada mundialista aunque se les escuchaba como si estuvieron en el anillo inferior.

En la segunda parte, cuando el Hércules más necesitaba a la afición, la grada rugió como en sus mejores tiempos. Así, hasta el pitido final y la celebración en el mismo campo. Entre alegría y júbilo, el momento más emotivo se produjo cuando toda la afición herculana despidió con una cerrada ovación al Toledo y a sus aficionados. Y es que pasó un equipo a la final, pero la eliminatoria fue épica, tanto en el terreno de juego como en las gradas.

IMG_0700

 

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?