EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

El precio del Hércules

J. A. SOLER / @jasoler65

Si alguien piensa que la familia propietaria del Hércules tiene verdadera intención de vender la SAD es que no recuerda las habituales cortinas de humo que suele soltar el amo cada vez que se siente mínimamente presionado.

Que el presidente del club haya informado de un supuesto interés de la propiedad del Hércules por vender la SAD, suena más a globo sonda, de esos que tanto gustan en Alfonso el Sabio, que a asumir verdaderamente que ha acabado una era en la gestión de una institución casi centenaria.

Sobre todo porque la reciente vuelta de Quique Hernández a la presidencia vino a demostrar que no había la más mínima intención de soltar el juguete por parte de quién otorgó plenos poderes al mejor apagafuegos para sofocar un incendio provocado por los pirómanos más cualificados.

Dicho esto, que al menos se haya deslizado la posibilidad de un cambio en la propiedad del Hércules es un primer paso. Como decía Winston Churchill, esto no es el fin de algo, ni siquiera el principio del fin, como mucho puede ser el final del principio. Un principio de dos décadas de infamia y bochorno que ha dejado a un símbolo de Alicante en situación de extrema unción.

Porque esa obra de 20 años deja al Hércules en los deportivo haciendo «balconing» en el mismísimo infierno, con una deuda difícil de cuantificar, con un importante deterioro de la imagen del club que costaría muchísimo recuperar y sin patrimonio alguno.

Todo eso ha conducido a que el valor de mercado de las acciones de cualquier accionista del Hércules, ya sea mayoritario o minoritario. sea cero. No vale que el vendedor pueda apelar al significado sentimental de la sociedad anónima cuando no hay nadie en la historia del club que haya maltratado tanto ese mismo sentimiento.

A lo que sí puede apelar cualquier interesado en hacerse cargo de este muerto, especialmente si es accionista y por pequeño que sea, es a exigir una auditoría independiente y fuera del control de los que mandan para que levante alfombras y saque todo lo que hay dentro de todos los cajones en los despachos del Rico Pérez.

Con el resultado de la auditoría, acudir a un juez para que valore si esas cuentas merecen una revisión respecto a la calificación del concurso de acreedores -recordar que fue calificado como fortuito y no culpable- y, en caso preciso, denunciar a los gestores del club por una supuesta administración desleal.

A partir de ahí se podría hablar del precio real del Hércules. Cualquier otra valoración no deja de ser humo, especialmente, cuando quién comunica la decisión de la familia también recalca que los mismos que venden andan buscando compradores.

En cualquier caso, si hemos llegado a este punto no es por la lucha que firmamos algunos desde hace años, ni siquiera por la pequeña movilización herculana de hace tres semanas, tampoco por un cántico de diez segundos en el estadio ni por los bailes en la presidencia o en el banquillo de los últimos tiempos.

Si alguno ha lanzado este globo sonda para ver cómo respira el personal es gracias al trabajo de la dirección deportiva durante esta temporada, especialmente del que diseñó la obra. Si no fuera porque la pelotita lleva tiempo sin entrar, ahora no estaríamos hablando del precio del Hércules.

Y si esto del cambio de titularidad avanza de alguna manera, al final habría que reconocer que el 9 ha aportado algo positivo desde su impuesta llegada. Eso si queda algo en pie dentro del Rico Pérez porque, en una supuesta retirada de las tropas aligestoras, es de esperar que dejen tierra quemada no sea que el que pueda entrar después se le ocurra hacer las cosas medio bien y les deje en evidencia. Aún más.



You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies