EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

El mito Pitiu Rochel

J. A. SOLER / @jasoler65 logoTribeca

Probablemente sea el mejor deportista que ha dado Alicante en toda su historia. Pitiu Rochel iba para figura del fútbol y se convirtió en una estrella mundial del balonmano. Su carácter competitivo junto a sus extraordinarias condiciones físicas le habrían hecho triunfar en cualquier disciplina deportiva.

Hace medio siglo irrumpió en la provincia de Alicante una magnífica generación de futbolistas. Ramón, Arana, Asensi, Lico… Con ellos también destacaba con el balón en los pies otro jovenzuelo llamado José Rochel Morales conocido por todos como Pitiu. Estaba en los juveniles del Hércules que entrenaba Ramonzuelo, un histórico futbolista de los años 30.

FOTO 3

Rochel compaginaba el fútbol con un trabajo en un taller de motos. Uno de los clientes, José Luis Botella, era jugador de balonmano del Obras del Puerto y al ver la condición atlética de Pitiu le propuso probar en este deporte. Cuando Andrés Muñoz, presidente del club portuario, y el entrenador Angel Cía vieron como se desenvolvía el joven Rochel, rápidamente le plantearon su incorporación al equipo de balonmano.

En esos momento, Pitiu jugaba al fútbol en el Benidorm por lo que durante un tiempo compaginó ambas actividades. Pero si con el balón en los pies destacaba, con un esférico más pequeño en las manos brillaba más que nadie. El Obras del Puerto sabía que tenía un diamante en bruto, pero una propuesta laboral lleva a Rochel a Suiza durante un tiempo.

Andrés Muñoz no quería perder al descubrimiento y llama a Pitiu para que regrese a Alicante. Le ofrece un empleo como carretillero en el Puerto y un puesto en el equipo de balonmano. Rochel acepta y rápidamente se convierte en la estrella del conjunto portuario. Tanto es así que Domingo Bárcenas le convoca para la selección española que tenía que participar en los Juegos Olímpicos de Munich 72.

FOTO 16

Por entonces, el Obras del Puerto vive un proceso de transformación. La promotora inmobiliaria Calpisa no solo quiere patrocinar al equipo de balonmano alicantino sino que quiere convertirlo en el mejor equipo de España. Pitiu Rochel es la piedra angular de este proyecto al que se suman internacionales como Perramón, Goyo, Albizu, Cascallana, Santos Labaca y más tarde De Miguel, Melo y Cabanas.

Con Pitiu Rochel como capitán del Calpisa llegan cuatro títulos de Liga y tres de Copa. Alicante es la capital del balonmano con un pabellón que se queda pequeño cada domingo. La zurda del extremo alicantino resulta determinante en muchas ocasiones para conquistar la gloria.

Y pese a que su carrera como jugador fue brillantísima con numerosos títulos y casi 100 veces internacional con la selección española, Pitiu logró su éxito más grande en el banquillo como entrenador. Poco después de su retirada, Andrés Muñoz le encarga que se haga cargo de un Calpisa con menor potencial económico que en años anteriores.

FOTO 24

Con Rochel como técnico, el equipo alicantino conquista la Recopa de Europa al vencer al poderoso Gummersbach alemán en una dramática final a doble partido. Cuatro días después de subir a los altares en Dortmund ganó la Copa del Rey en Girona al Atlético de Madrid de Juan de Dios Román. Y la Liga se le escapó por mala suerte y un sospechoso pacto entre sus rivales. Logró un doblete que pudo ser triplete.

Después dirigió al Tecnisán, al Helados Alacant y disfrutó en Almoradí, su segunda casa. Nunca salió de la provincia, ni siquiera en su etapa de jugador cuando recibió una tentadora oferta del FC Barcelona. Entre que no le seducía salir de su tierra y que era madridista confeso no se movió de Alicante. Únicamente para ver a su hijo Abraham por la Liga Asobal.

Su vida transcurrió con velocidad, igual que en la cancha. También se marchó pronto. Tanto que tuvo que irse para que al principal santuario del balonmano alicantino le pusieran su nombre. Pitiu Rochel fue una estrella en las canchas. Sus éxitos le convirtieron en una leyenda viva. Su fallecimiento en un mito para siempre.

FOTO 18

One Comment

  1. Pingback: | El mito Pitiu Rochel

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?