EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

El Lucentum tratará de competir en LEB Plata la próxima temporada

GUSTAVO L. SIRVENT

El trabajo de puertas hacia adentro que está haciendo el Lucentum va dando sus frutos. Tras conseguir el ascenso a Liga EBA en la pista, ahora se trabaja para ir más allá y no quedarse en la cuarta categoría del baloncesto nacional. El club que preside Antonio Gallego va a tratar de jugar la próxima temporada en LEB Plata, siempre y cuando encuentren patrocinios privados que ayuden a estar en el tercer peldaño del deporte de la canasta en España.

Los directivos lucentinos saben que es la única manera de dar un paso más ya que consideran que la época de solicitar ayuda a las instituciones ha quedado atrás. “El baloncesto sigue siendo atractivo en Alicante. Desde el primer día que entramos en este club, no debe sostenerse de las administraciones públicas. Esa época ya pasó y estamos en el momento exacto de dar ese paso si nos apoyan patrocinadores privados. No estamos buscando grandes cifras y van a tener otro reflejo en su repercusión y como en imagen. Esperamos la asamblea de la FEB del próximo lunes y tenemos un mes de tiempo para mostrar este interés mutuo siempre y cuando se den los apoyos necesarios”, explicó Dani Adriasola, vicepresidente de los alicantinos. “Vamos a intentar salir en LEB Plata. Consideramos que es el techo máximo al que podemos optar esta temporada”, añadió el presidente, Toni Gallego.

La franquicia alicantina considera que el aval de 60.000 euros para militar en LEB Plata no habría problema para cubrirlo, pero sí deberían buscar los 30.000 euros de la inscripción, más la confección de la plantilla, desplazamientos, etc. El club alicantino no sabrá dónde jugará hasta el 4 de julio (fecha en la que la FEB dará a conocer los clubes que integren todas las categorías). Por este motivo, la dirección deportiva tratará de confeccionar una plantilla que pueda servir para una liga u otra. “Queremos fichar a cuatro o cinco jugadores que puedan servir tanto en EBA como en Plata”, indicó Toni Gallego.

Por otro lado, el Lucentum va a firmar un convenio por dos temporadas con la universidad de Alicante para que el segundo equipo de la franquicia lucentina sea el filial y juegue “una o dos categorías por debajo de la del primer equipo”, explicó el mandatario del club. Este equipo estará integrado por universitarios tanto de la provincia como de fuera de ella. Además, se van a producir colaboraciones en cuanto a comunicación entre ambas entidades. Asimismo, la universidad cederá instalaciones para entrenamientos o partidos de ese equipo vinculado (siempre y cuando estén disponibles).

De igual manera, se van a producir sinergias en cuanto a desplazamientos en caso de que se puedan desplazar a un mismo lugar en un mismo autobús. En cuanto a formación, tendrán el apoyo de la institución universitaria para todo aquello que la entidad baloncestística necesite.

Otro punto que abordaron los dirigentes es la restructuración de la cantera. El aspecto más importante es que Toni Martorell abandona la coordinación de la base y será sustituido por Óscar Retortillo. Además, se van a dividir los equipos de formación por un lado y los de competición por otro. Los primeros irán a entrenar y jugar al colegio Santa Teresa, que gestionará pistas, cuotas y equipaciones, mientras que el club gestionará la parte técnica. Los de competición tendrán su ‘casa’, presumiblemente, en los pabellones Pitiu Rochel y Rafa Pastor, al igual que el primer equipo para que haya “un sentimiento de club”, afirmó Gallego, que espera “volver a los orígenes del club” regresando a la que fue el pabellón donde el Miguel Hernández empezó a jugar. En ese sentido, el concejal de Deportes del Ayuntamiento de Alicante, Mariano Postigo, comentó que se está trabajando en la idea y existe “un alto porcentaje” de que la franquicia alicantina juegue sus partidos en el Pitiu Rochel.

La cantera estará formada por los siguientes equipos: primera plantilla, filial, un junior, dos cadetes, dos infantiles y quieren tener todos los minis (alevines) que puedan porque, según el director deportivo, Miguel Médicis, es “la base” de la pirámide. La entidad lucentina está trabajando en poner en marcha la Fundación Lucentum para tener ventajas fiscales para competir en las mismas condiciones que el resto de clubes de básquet a nivel nacional.

El presidente del Lucentum explicó que la formación alicantina no puede fichar a ningún jugador que requiera de transfer internacional (ya sea para el primer equipo o para la cantera) y que no haya jugado en España debido a que la entidad tiene una deuda con la FIBA desde enero de 2012 por el fichaje del turco Serkan Erdogan. La deuda con el ente del básquet internacional es de 35.000 euros, que la directiva no puede asumir, por lo que dificultará el periodo de fichajes tanto para el primer plantel como para la base.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?