EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

El IVF tumba el plan de Ortiz y Ramírez en la Junta del Hércules

J. A. SOLER / @jasoler65

El Instituto Valenciano de Finanzas obligó a la Fundación del Hércules, máximo accionista del club gracias a los 18 millones de euros avalados por la Generalitat, a votar no en la Junta General de Accionistas convocada para aprobar una reducción de capital que dejaba sin valor alguno el capital de la sociedad, situación  que dejaba al IVF sin opción alguna de recuperar dinero público.

El rechazo del IVF a esta operación por la cual Enrique Ortiz y Juan Carlos Ramírez se convertirían en los dos principales accionistas del Hércules tumbó un plan que, según el presidente Carlos Parodi “pone en riesgo la viabilidad del club. El IVF no es consciente de la situación económica de la entidad y volveremos a hablar con ellos para informarles de lo que supone esta decisión”.

El dirigente herculano, con rostro desencajado y con signos evidentes de gran preocupación, abrió una Junta de Accionistas que, por primera vez en la historia, se celebró con la ausencia de un notario. “No es necesario”, contestó Parodi ante la pregunta de un pequeño accionista al constatar que el acto se iniciaba sin la presencia de la persona que certificara todo lo que aconteciera en la asamblea “como siempre ha ocurrido”.

Tras la lectura del informe del consejo de administración en el que explicó los motivos de la SAD para proponer esta operación acordeón hubo ciertos momentos de tensión entre varios pequeños accionistas y el presidente Carlos Parodi. El directivo dijo “desconocer” que podía suceder el 26 de julio de 2015 -fecha de vencimiento del aval de 18 millones de euros por parte del IVF- a preguntas del accionista y exconsejero Francisco Maestre.

También se le volvió a preguntar a Parodi sobre el destino de los 18 millones de euros avalados por el IVF. Como siempre, no hubo respuesta. Y se le cuestionó por los ingresos generados en la promoción de ascenso que ascendieron a 154.000 euros. El presidente dijo que esa cantidad no alcanzaba para afrontar los pagos del club tras la quita “de un 60%” de la cantidad prevista por la sentencia por el contrato de patrocinio de la Generalitat.

Llegó el momento de la votación y Pepe León, persona de confianza de Enrique Ortiz que acudió como representante de la Fundación, tuvo que votar de forma negativa al plan diseñado por la SAD para cumplir con las exigencias del Instituto Valenciano de Finanzas. También se opuso la mayoría del resto de pequeños accionistas que se personó en la Junta.

Miguel Carratalá, como representante de las empresas de Enrique Ortiz, y Valentín Botella votaron afirmativamente. Llamó poderosamente la atención que el expresidente y actual consejero del Hércules se pronunciara a favor de una reducción de capital que dejaba sin valor alguno su paquete accionarial que se incrementó notablemente tras la última ampliación por compensación de créditos.

Al cabo de una hora se dio por finalizada una Junta de Accionistas que dejó a los responsables del Hércules descompuestos y con el paso cambiado. La hoja de ruta para restablecer la viabilidad de la sociedad debe cambiar y para ello Carlos Parodi no descartó la posibilidad de plantear una nueva operación acordeón consensuada con el poder político.

 

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?