EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Estreno a lo grande (II)

J. A. SOLER / @jasoler65

El traspaso de Albaladejo al FC Barcelona en el verano de 1974 resultó clave para que el equipo azulgrana que lideraba Johan Cruyff, considerado el mejor jugador del mundo en la década de los 70, inaugurase el nuevo estadio del Hércules. Y es que además de los 12 millones de pesetas (72.000 euros) que percibió la entidad blanquiazul por el pase del futbolista alicantino, el presidente José Rico Pérez consiguió que el Barça estuviera el 3 de agosto de 1974 en Alicante para el estreno de la instalación.

Tras colocarse la primera piedra el 26 de mayo de 1973, la inauguración del nuevo estadio, diseñado por el arquitecto alicantino y herculano Francisco Muñoz Llorens, coincidió con el ascenso del Hércules a Primera División. La ilusión se desbordó en Alicante durante ese tiempo. El viejo campo de La Viña dio paso a un moderno coliseo con capacidad para 30.000 espectadores, el equipo alicantino había retornado a la élite tras unos años muy complicados y el Barcelona, vigente campeón de Liga en 1974, abrió la puerta de un estadio preparado para1º Hércules-R. Madrid vivir la mejor etapa del fútbol alicantino.

El Barcelona se presentó en Alicante con todas sus figuras. Las 30.000 localidades del flamante estadio José Rico Pérez se llenaron para ver a Cruyff, Neeskens, Sotil, Asensi, Rexach y Marcial, entre otros, dirigidos por el holandés Rinus Michels. El Hércules cayó por 0-4, con goles de Rexach, Asensi, Cruyff y Pérez, pero ganó otro partido más importante. La inauguración del recinto alicantino fue noticia de alcance en toda España. Toda la prensa nacional se hizo eco del acto así como de la llegada al equipo de Arsenio Iglesias de varios jugadores barcelonistas como Barrios, Juanito o Carreño, claves en los inmediatos éxitos herculanos en Primera División.

Precisamente, uno de los futbolistas que llegaron procedentes del Camp Nou, Jordi Carreño, fue el encargado de anotar el primer gol oficial en el Rico Pérez. Fue en un Hércules-Murcia, primera jornada de la temporada 74-75, que finalizó con 2-2. Fue el principio de una etapa maravillosa que hizo vibrar a toda una ciudad orgullosa de su equipo y, por supuesto, de su flamante estadio.

El 20 de octubre de 1974 llegó la primera gran cita en el Rico Pérez. El Barcelona, el mismo que había goleado en la inauguración del estadio, no pasó del 0-0 en su estreno oficial en el nuevo recinto alicantino. Humberto lo paró todo, Baena frenó a Cruyff y Giuliano hizo lo mismo con todos los demás. El Hércules resistió y, al mismo tiempo, se dio cuenta de que podía plantar cara a los mejores de España. A partir de ahí, creció y terminó conquistando un quinto puesto que le dejó en la mismísima frontera con Europa.

Otra cita importante en el primer año de vida del Rico Pérez fue la visita del Real Madrid, el 9 de febrero de 1975, con el estadio completamente abarrotado dos horas antes de comenzar el encuentro. Durante esa primera temporada no hubo un partido en la que las gradas no se llenaran. Alicante entera estaba entregada al Hércules y hasta intimidaba a los rivales que pasaban por el nuevo estadio.

Un ejemplo claro de lo que se había convertido el Rico Pérez se produjo en un Hércules-Valencia de esa campaña 74-75. Un inexistente penalti permitió que los valencianistas adelantarse en el marcador –Clar1º derbiamunt transformó la pena máxima- y la grada, indignada por la injusticia, alentó de tal manera al equipo blanquiazul que terminó remontando (2-1) de forma épica. En señal de agradecimiento, los jugadores herculanos regalaron flores a sus aficionados en el siguiente encuentro en el Rico Pérez.

Con opciones de disputar la Copa de la UEFA el Hércules afrontó el primer derbi con el Elche en el Rico Pérez. 25 de mayo de 1975. Última jornada de Liga. Como en todos los partidos, el estadio registró un lleno absoluto. Un gol de Barrios desató el delirio en las gradas. Néstor “Pipo” Rossi, técnico argentino del equipo ilicitano, y Giuliano llegaron a las manos en el túnel de vestuarios. El Hércules ganó y consiguió su mejor clasificación de la historia. Así fue el primer derbi en el Rico Pérez.

Para la celebración del primer aniversario del estadio, el Hércules volvió a traer a Alicante al FC Barcelona con el alemán Udo Lattek como nuevo técnico. El Rico Pérez se había convertido en una seña de identidad para aquel histórico equipo de Arsenio Iglesias y quería celebrar su primer aniversario a lo grande. La fiesta se prolongó durante los siguientes años con gestas inolvidables como aquel 3-0 al Valencia con hat-trick de Kustudic, otro 3-0 al Real Madrid en una noche mágica de Copa o una remontada ante el Atlético de Madrid tras un increíble gol de Rubén Cano a Santoro.

El Rico Pérez también abrió sus puertas a partidos internacionales de la selección española, de campeones de Europa y hasta del Mundo. Incluso, llegó a ser sede mundialista. Pero de todo ello hablaremos en una próxima entrega de este especial por los 40 años de un emblema que forma parte de la historia del fútbol y de la ciudad de Alicante.

Hércules 75

 

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?