EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

El hijo que todo padre querría tener

MAITE CUENCA / @maitecuenca

“Nosotros somos como ese hijo que un padre no quiere reconocer como suyo” Así se han sentido los jugadores del Hércules B durante toda esta temporada. Y esa frase cobra su máximo sentido cuando ves el camino recorrido por este equipo, por esta plantilla.

Los dirigentes se encargaron de mimar a los de arriba, a los que cobran mucho pero dan poco. Y cual niño mimado, cuando te dan todo hecho dejas de luchar y de tener metas en la vida. En cambio, el otro (el no reconocido) lo da todo para hacerse un hueco y que su esfuerzo sea reconocido. Y esta misma historia puede trasladarse directamente al Hércules CF.

Con el tiempo la afición ha sabido reconocer el esfuerzo de unos chavales que por el módico precio de 0 euros lo han dado todo por esta camiseta. Lo único que han reclamado a los de arriba es un CHÁNDAL, una MOCHILA y algo que llevarse a la boca tras cada partido. No pedían nada para su propio beneficio, simplemente eran cosas necesarias para llegar al campo rival y que los demás viesen que ellos pertenecían al club que queremos todos.

Les han tratado mal, por no decir fatal, y solo han reclamado un poco de atención y una seña de identidad. Por el contrario, a otros se les dio todo aquello que quisieron y lo único que han sabido hacer es pisarlo y destrozarlo. Algunos todavía nos preguntamos donde está el dinero de la película que rodaron en el Rico Pérez varios jugadores del Hércules B y que se le iba a dar a los chavales. Tampoco se sabe dónde ha ido a parar cierto dinero de los más pequeños de la cantera, ya que algunos entrenadores no cobran.

Pero al fin y al cabo, lo único que importa en este Hércules es llevar controlado a los chavales para que ninguno se lleve ninguna prenda a su casa. Y más si dichas prendas son de años anteriores, han sido utilizadas por otros jugadores y están rotas. Supongo que el objetivo será guardarlas para que puedan ser expuestas en algún museo arqueológico.

Arqueología. De eso le haría falta a más de uno en el primer equipo para que conociesen un poquito de nuestra historia. Desenterrar los buenos recuerdos de tiempos pasados. Tiempos en los que los jugadores eran de los que peleaban y luchaban; de los que nunca se rendían. Esa esencia que ha desprendido el Hércules B esta temporada y que les ha faltado a otros.

Hoy será el último entrenamiento para el Hércules B. Y esta es la mejor forma de reconocer su trabajo. Tal vez, todavía no se han dado cuenta de que, de alguna forma, se han convertido en ese hijo que todo padre querría tener.

IMG_0303

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?