EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

El Hércules y una pancarta que corre por Europa

J. A. SOLER / @jasoler65

No imaginaba Enrique Ortiz y su corte de palmeros la repercusión social que ha tenido la retirada de una pancarta en el estadio Rico Pérez. Decíamos a principios de semana, cuando muy pocos valorábamos en su justa medida esta injusta situación originada por el exceso de celo de un Hércules que ha vuelto a quedar en ridículo, que el mandamás de la SAD podría escabullirse de todas las tropelías que ha hecho en el club durante 15 años, pero que con esto había hecho saltar una chispa que podía resultar su tumba en el fútbol.

La reacción social no se hizo esperar. EstadioDigital.es publicó horas después del partido del domingo una secuencia de fotos del momento de la retirada de la pancarta y la expulsión del estadio de su portador. Un herculano por humor, como se autodefine, que al ver las fotografías se puso en contacto con el autor de las mismas -el mismo que firma este artículo- por si las podía utilizar en el recurso de la más que probable sanción de 3.000 euros que le impondrán por lo sucedido con la pancarta en cuestión.

Por supuesto, EstadioDigital.es se puso de inmediato detrás de la pancarta “Ortiz, gracias y adiós”.  Y es que merecía la pena, con el riesgo que supone teniendo en cuenta como se las gastan algunos, apoyar a un herculano al que se le había maltratado como se ha hecho habitualmente con esta sufrida afición durante 15 años, pero que curiosamente sí que hizo caso a Enrique Ortiz cuando dijo en su día, tras el ascenso a Primera División, que el Hércules tenía que estar en Europa, no bastaba con ir por la élite del fútbol español.

Obviamente, el equipo blanquiazul no llegó a Europa, ni siquiera se mantuvo en Primera, bajó a Segunda con una monstruosa deuda que ahora le ha llevado directamente al infierno y hasta ha arruinado su imagen. A pesar de todo esto, hubo alguien que no dudó en llevar su camiseta del Hércules por toda Europa en las diferentes maratones que ha corrido. Berlín (2012), Amsterdam (2013), Madrid (2013) o Barcelona (2014). En cada una de ellas lució con orgullo su segunda piel blanquiqzul, como denomina su prenda herculana más preciada.

Con la gestión que se ha llevado en la SAD durante los últimos 15 años, pensar en jugar en el Amsterdam Arena o el Olímpico de Berlín resulta algo utópico. Sin embargo, el Hércules si que ha corrido con orgullo delante de la Puerta de Brandenburgo, el Reichtag, el museo Van Gogh, la Plaza de Damm o la Sagrada Familia.  Y decimos el Hércules porque quién llevaba esa camiseta es verdaderamente el Hércules. Los que ordenaron la retirada de la pancarta que lucía en el Rico Pérez y su posterior expulsión del estadio, no son el Hércules. Son los mismos que pidieron a Florentino una camiseta de Cristiano tras la gesta en el Camp Nou. Es la diferencia de lo que les importa a unos y a otros este sentimiento de 92 años de historia.

herculano por humor 1

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?