EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

El Hércules saca abonos en Segunda B más caros que en Primera

J. A. SOLER / @jasoler65

El esperpento de la campaña de abonos del Hércules en la temporada de Primera División parecía insuperable. Hace cuatro veranos tuvieron que rectificar horas después de sacar los carnets a la venta. El ridículo fue evidente y el engaño mayor porque a la larga quedó comprobado que la modificación resultó más gravosa que beneficiosa para el abonado. Ahora, tras un descenso a Segunda B y con fútbol de élite a apenas 20 kilómetros, el lema “Yo no me bajo” suena a invitación para quedarse en casa o plantearse los domingos sin acudir al Rico Pérez..

Y es que da la impresión de que el iluminado de turno que ha planteado esta campaña de abonos ha rebajado al Hércules hasta el infinito y más allá. Hay datos concluyentes que demuestran que en Alicante se venden abonos más caros para ver fútbol de Segunda B que en Elche o Valencia para ver a Messi o Cristiano Ronaldo. Tan increíble como cierto, aunque en este club cualquier cosa es verosímil por inverosímil que parezca.

Para muestra, un  botón. A un niño de 13 o 14 años le cuesta 77 euros sacarse su abono en cualquiera de los fondos del Rico Pérez -la localidad más económica- mientras en el Martínez Valero (fútbol de Primera División) lo tiene por 50 y 55 euros en fondos y 75 euros en gradas cubiertas. La diferencia, además de los precios y división, estriba en que el Hércules ha decidido no incluir en edad infantil a los mayores de 12 años cuando hasta la fecha quedaba fijada hasta 14 años como mantiene, por ejemplo, el Elche en donde además aplica un descuento del 50% y no del 30% o menor como hacen en el club blanquiazul que milita en Segunda B.

En el caso de los jóvenes que tengan hasta 20 años, por ejemplo, un abono en preferente cubierta en el Rico Pérez cuesta 159 euros y en el Martínez Valero 160 €, apenas un euro de diferencia. Unos para ver balones de oro, otros para sufrir la humillación de presenciar un “derbi” contra el Ilicitano. Estos datos sacan del Rico Pérez al más irreductible de los herculanos que, por supuesto, no se bajan del carro. El problema, más que bajar o subir, está en los que tienen que salir.

Más odiosas comparaciones. El Levante UD, equipo que subió a Primera junto al Hércules y ahí sigue. Incluso, se ha asomado hasta por Europa hace bien poco. Pues los granotas tienen estos precios en la máxima categoría para sus abonados accionistas: Fondos: 120 € (110 € en el Rico Pérez). Preferencia: 170 € (170 € en Alicante). Tribuna central cubierta: 330 € (335 y 375 € en Segunda B). Grada de animación: 80 € (75 € en el Hércules). Sin comentarios.

Con todo esto, el lema de la campaña de abonos nada tiene que ver con el esperpento que han preparado. Más que “Yo no me bajo”, el asunto anda más cerca de “Quédate en casa” que de otra cosa. De lo contrario, no se entiende. Ni el mayor enemigo del Hércules lo haría peor. Aunque tampoco es de extrañar leyendo lo que publica El Mundo sobre los métodos que emplean los que mandan en Alicante para enchufar al personal en el club.

Una práctica habitual desde hace años con la incorporación al Hércules de amigos de los amigos, amigos de los enemigos y hasta enemigos de los amigos. Lo malo no es que lleguen enchufados, es que todos son incompetentes. Al menos podrían meter a alguno con un mínimo de aptitud para este invento del fútbol. Así, es normal que monten numeritos como el de la campaña de abonos. Y lo mejor de todo es que aún creen que lo hacen bien. Tenemos que estar todos equivocados.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?