EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

El Hércules tira en Riazor un partido que tenía para ganar (3-2)

J. A. SOLER / @jasoler65

Decía Quique Hernández horas antes de partir a La Coruña que el Hércules todavía tenía el cielo abierto después de haberlo pasado tan mal. En Riazor pasó del infierno en la primera mitad a tocar las puertas del cielo en la segunda parte para caer finalmente en las tinieblas. Un partido que refleja la jrregular temporada que está protagonizando el equipo blanquiazul. Banner Prosant

Y es que hace falta muy poco para hacer daño al Hércules. Toché y Juan Carlos lo hicieron en los primeros 20 minutos al aprovechar la endeblez de la zaga alicantina. Con 2-0 en el marcador, el equipo blanquiazul cayó en depresión y aunque el Deportivo no hizo más sangre, las sensaciones no invitaban a una posible remontada.

Portillo, que no había salido como titular, entró al comienzo de la segunda mitad y en unos minutos metió al Hércules en el partido con un gol de falta. El 2-1 cambió la decoración del encuentro. El equipo alicantino atisbó opciones de remontar y tuvo ocasiones para empatar. El Deportivo empezó a ver peligrar la victoria y los nervios se apoderaron de Luisinho que fue expulsado por increpar a un asistente arbitral.

El Hércules se volcó más todavía sobre el área local y Sissoko consiguió empatar con un oportuno remate junto al palo. Aún quedaban 20 minutos, el Hércules estaba lanzado a por una victoria épica mientras el Deportivo, con diez, se veía desbordado por un rival que nada tenía que ver con el de la primera mitad.

Sin embargo, llegó la jugada que pudo cambiar el partido de forma definitiva. Portillo remató a gol con Lux batido y el balón golpeó en la espalda de su compañero Azkorra sobre la misma línea de portería. Una acción desafortunada que terminó marcando el devenir del encuentro. Pocos después, Quique Hernández sustituyó a Ferreiro, uno de los jugadores más desequilibrantes del partido, por el japonés Sugi. El cambio debilitó al Hércules cuando más fuerte se encontraba en el campo.

En la única ocasión que se acercó el Deportivo al área del Hércules en todo el segundo tiempo, Falcón y su defensa no atajaron con decisión un centro blando y forzado de Seoane. Toché no perdonó el monumental error defensivo alicantino para hacer el 3-2 en el minuto 85. Así se pasó de una posible gesta con remontada a una cruel derrota que deja peor sabor de boca que la empanada gallega herculana del primer tiempo.

Una derrota que escuece más por la forma que por el hecho de caer ante un firme candidato al ascenso que durante muchos minutos estuvo a merced del Hércules. Una desacertada decisión desde el banquillo y el enésimo despiste defensivo tiraron por la borda una reacción que, verdaderamente, pudo abrir la puerta del cielo a un equipo condenado por errores propios e impropios a estas alturas de competición.

Ficha técnica

Deportivo: Lux; Manuel Pablo, Lopo, Insua, Luisinho; Álex Bergantiños, Juan Domínguez; Juan Carlos (Wilk, min.59), Salomao (Ibrahim Sissoko, min.8. Seoane, min.68), Rabello; y Toché.

Hércules: Falcón; Juanma Ortiz, Pamarot, Echaide (Héctor Font, min.88), Peña; Héctor Yuste, Abdoulwahid Sissoko; Ferreiro (Sugi, min.78), De Lucas, Assulin (Portillo, min.46); y Azkorra.

Árbitro: Figueroa Vázquez, del colegio andaluz. Expulsó con roja directa al deportivista Luisinho (min.63) por algún comentario al asistente. Mostró amarilla a Manuel Pablo (min.60) y Rabello (min.70), por parte del Deportivo.

Goles: 1-0, min.3: Toché. 2-0, min.19: Juan Carlos. 2-1, min.51: Portillo. 2-2, min.69: Sissoko. 3-2, min.85: Toché.

Estadio: Riazor. 14.000 espectadores.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?