EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

El Hércules sufre algo más que una eliminación copera en Lleida (3-1)

ESTADIODIGITAL.ES / @EstadioD

La Copa no es una competición que se le de especialmente bien al Hércules. Históricamente ha sido así casi siempre. Y cuando enfrente tiene al Lleida la estadística empeora aún más. Y es que en los últimos 25 años el equipo catalán ha eliminado a los alicantinos cada vez que ha visitado en la vuelta o a partido único el Camp d´Esports, la última justo cuando más interés tenía el club herculano en el torneo del KO.

Ese interés del Hércules por la Copa obedece a una cuestión económica. La exigencia para superar las tres eliminatorias que abren la puerta a un emparejamiento con unos de los grandes del fútbol europeo podría compararse a la clasificación para la promoción o, incluso, ascender. Porque esas cuentas con las que el presidente sacó pecho hace una semana en el Ayuntamiento parece que no cuadran ahora. Y eso se traslada al terreno deportivo.

Menos mal que en esta ocasión el Hércules quería tomarse muy en serio la Copa. Quizás por ello se trasladó casi toda la cúpula directiva del club hasta el Camp d´Esports. Sin embargo, el que no estuvo fue el equipo. En Lleida estuvo desaparecido pese a salir con un once lleno de titulares, todo lo contrario que su rival que salió más vivo con un equipo repleto de suplentes. Ni siquiera el mal estado del terreno de juego tampoco debe servir como excusa porque perjudicaba por igual a los dos contendientes.

Que este Hércules ha formado un buen bloque en portería, defensa y centro del campo es algo que salta a la vista. Hasta ahí, buen trabajo. El problema viene con el gol. Si, esa cosa del fútbol que de tenerlo te tapa cualquier miseria y si no lo tienes se te cae todo el chiringuito a la menor adversidad. Y por ahí se puede ir al traste cualquier planificación si Mariano Sanz, cuando se recupere, no lo remedia.

En Lleida, los contratiempos no fueron menores. El Hércules, que había entrado en el partido, consiguió anotar dos goles antes de la primera media hora. Un equipo con poco gol hace dos en campo contrario. El problema es que lo hizo en propia meta. Rojas terminó enviando a la portería de Chema un disparo de Colinas que se iba fuera y con el equipo blanquiazul desquiciado Portillo sentenció la eliminatoria con otra broma de mal gusto.

Y es que el delantero llamado a marcar diferencias y ser el hombre gol del equipo vio, por fin, puerta aunque no en la portería del rival sino en la suya propia. Como suena. Tan surrealista como real. Como el discurso que las críticas a la continuidad de Portillo en el Hércules es más un debate externo que un problema interno. Porque en un partido con máxima exigencia para el club alicantino volvió a ser cualquier cosa menos determinante.

Por si faltaba algo, Miñano fue expulsado antes del descanso por lo que las opciones de seguir vivo en la eliminatoria quedaron fulminadas en menos de 45 minutos. Con un 2-0 en contra sin que el rival hubiera marcado un gol, Manolo Herrero sacó del campo a sus dos “goleadores”. Sin Rojas y Portillo el Hércules mejoró en la segunda mitad pese a jugar con diez jugadores.

La mejoría resultó insuficiente. Apenas valió para que Connor, uno de los que salió por los autogoleadores, acortara distancias. Un minuto duró la vidilla herculana porque Óscar Rubio puso el 3-1 de inmediato.  Con todo esto, el Hércules volvió a caer en Lleida en Copa. No es una eliminación más. Puede que haga daño en el aspecto deportivo, pero donde seguró que provocará una hemorragia es a nivel económico por todo lo expuesto. Eso sí que es preocupante. Sobre todo cuando los que están siguen atrincherados en el Rico Pérez a sabiendas de que les quedan cuatro telediarios.

Ficha técnica

Lleida Esportiu: Cobo, Rubio, Fuster, Albístegui, Noel, Vázquez, Colinas (Diego Suárez, min. 75), Martínez (Ekhi, min. 90), Manu (Rami, min. 65), Vega y Mia Guasch.

Hércules CF: Chema, Rafita, Álex Muñoz, Atienza, Rojas (Connor, min. 46), Yeray (Indiano, min. 74), Nieto, Juanma, Portillo (Adri Cuevas, min. 46), Gato y Miñano.

Arbitro: Galech Aspeteguia (navarro). Expulsó con roja directa a Miñano en el minuto 38. Mostró tarjetas amarillas a Raúl Fuster y Colinas por el Lleida y a Atienza y Rafita por el Hércules.

Goles: 1-0, min. 16 Rojas en propia meta. 2-0, min. 28. Portillo en propia meta. 2-1, min. 77. Connor. 3-1, min. 78. Óscar Rubio.

Estadio: Camp d´Esports de Lleida. 1.000 espectadores.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?