EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

El Hércules sigue a oscuras pese a empatar en el Miniestadi (0-0)

J. A. SOLER / @jasoler65

Cuando en la jornada 6 un aspirante al ascenso en Segunda B se encuentra a 10 puntos del primer puesto y a 7 de la promoción de ascenso es para estar muy preocupado. Pero si a eso le añadimos que el equipo no tiene gol -apenas ha anotado 2 en 6 partidos- el problema es aún más alarmante. Con estos síntomas, está claro que si en dos temporadas el Hércules no ha sido capaz de hacer un equipo competitivo no es difícil pensar que el objetivo de este club le viene grande a los encargados de construir este insipido proyecto deportivo.

Ver al Hércules deambular por el Miniestadi y no ver nada es prácticamente lo mismo. Que un teórico candidato al ascenso acabe pidiendo la hora para empatar sin goles ante un rival como el Barça B que solo ha sumado 5 puntos es, más que para mirar al entorno, para centrarse en las muchas miserias que tiene esta plantilla que, no lo olvidemos, es una de las más caras de la categoría.

Manolo Herrero volvió a apostar por Portillo como referencia ofensiva ante el Barcelona B. Pese a acumular 12 partidos oficiales sin anotar, el madrileño sigue gozando de la confianza de un entrenador que sigue sin dar con la tecla que haga funcionar a este Hércules lastrado desde hace mucho tiempo por su falta de gol. Así es difícil ganar un partido y así es imposible aspirar a algo más que la permanencia.

Esa es la sensación que dio el Hércules en el Miniestadi. Que no está para luchar por objetivos mayores, más bien menores. Al menos es lo que se vio en dos tercios de partido ante el Barça B más flojo que se recuerda en años. Y es que el equipo alicantino solo existió durante los últimos 15 o 20 minutos de la primera parte en los que tuvo más el balón y hasta dispuso de tres opciones de marcar, dos de Portillo y una de Yeray en un remate de cabeza.

Al margen de ese rato, nada de nada. La única conclusión es que si esto no cambia drásticamente en breve plazo, y no parece tener pinta porque el gol y el fútbol no aparecen por arte de magia, el Hércules puede firmar una de sus peores temporadas en Segunda B o, lo que es lo mismo, de su historia. Este proyecto se asemeja cada vez más a aquellos años de pesadilla en los que el equipo estaba sin opciones de nada antes de Navidad.

Ahora va camino de superar esas infames campañas, pero en el club siguen pensando que los culpables de esta terrible situación están fuera y no dentro. Que Mariano no pueda discutirle la titularidad a Portillo con los increibles registros goleadores del madrileño debe ser culpa del entorno y no del que ficha o decide quién juega. Es el ejemplo más llamativo pero no el único que deja en ridículo los criterios seguidos en la confección de la plantilla. El año pasado y éste.

El punto logrado por el Hércules es insuficiente, pero la imagen de pedir la hora para empatar con un rival menor es  lamentable. El problema que tienen algunos es que el partido pudo verse y no pueden vender humo como hacen a menudo. Capaces son, desde luego, pero la gente no es tonta por mucho que así lo crean por los despachos del Rico Pérez. Y hace mucho tiempo que no engañan a casi nadie. Esa es la cruda realidad.

Ficha técnica

Barcelona B: Ortolá, Godswill, Costa, Tarín, Grimaldo, Samper, Maxi (Aitor, min. 74), Ros (Aleñá, min. 74), Babunski (Enguene, min. 63), Dongou y Cámara.

Hércules CF: Chema, Connor, Peña, Rojas, Alex Muñoz, Yeray, Nieto,  Miñano, Portillo (Mariano Sanz, min. 80), Gato (Gallar, min. 58) y Adri Cuevas (Indiano, min. 66).

Arbitro: Pérez Peraza (tinerfeño). Mostró tarjetas amarillas a Enguene y Samper por el Barcelona B y a Yeray, Rojas y Peña por el Hércules.

Estadio: Miniestadi. 1.179 espectadores.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?