EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

El Hércules se queda sin coartadas tras hacer el ridículo en el Narcís Sala ante el Sant Andreu (2-1)

ESTADIODIGITAL.ES / @EstadioD

Que el Hércules no está para grandes objetivos es algo que se veía venir desde hace mucho tiempo. Incluso cuando iba líder las sensaciones y los síntomas no invitaban a nada bueno. Y es que cuando a las primeras de cambio se ve un proyecto deportivo cogido con alfileres, haciendo el ridículo a las primeras de cambio y con números de descenso en el Rico Pérez, es normal que el equipo caiga en picado en algún momento y se quede sin coartadas ni excusas.

Tenía razón Javier Portillo cuando disfrazó en forma de autocrítica una crítica velada a la planificación de la plantilla. Porque si un equipo pisa poco el área, no remata a puerta, no saca rendimiento a la estrategia, los delanteros apenas hacen goles y en el Rico Pérez hay pésimos registros, como decía el capitán blanquiazul, es todo un milagro ir líder en Navidad y hasta en promoción después de 25 jornadas.

La crónica del partido del Hércules en Sant Andreu la hizo el propio Portillo hace unos días cuando repasó todo lo que le ha faltado hasta ahora al equipo alicantino en su nueva travesía por el desierto. Los síntomas cuando los resultados acompañaban sembraban muchas dudas y en el momento en que los resultados se caen no queda nada. A eso ha quedado reducido este equipo, a la nada.

No era una cuestión de entrenador. Es más un problema de futbolistas que no dan la talla para asumir el exigente rol del Hércules en esta categoría. Y eso ya es responsabilidad de quién confeccionó la plantilla. Si los deberes no se hicieron bien en verano y hubo varios suspensos, en el mercado de invierno ni siquiera se presentó al exámen debilitándose el equipo en lo único que funcionaba.

No hay excusas. Tampoco quedan coartadas. En Sant Andreu el Hércules fue la consecuencia de todos esos despropósitos que la grada veía desde hace mucho tiempo, incluso desde un liderato que tapó miserias y resultó hasta perjudicial. Porque tras hacer el rídiculo durante 90 minutos en el Narcís Sala, la virgen se apareció en el 91 con un gol de Portillo que únicamente podía servir para enmascarar una semana más la triste realidad.

Su inseperable compañero de fatigas, dentro y fuera del campo, se encargó de dilapidar la única coartada que ha tenido el Hércules en 6 meses de competición, el resultado. Un error de Peña hizo justicia futbolística y dio al Sant Andreu una victoria sobre la bocina. Un surrealista y esperpéntico final de partido que es fiel reflejo del derrumbamiento de un proyecto que nació mal parido.

De momento, esta derrota en el Narcís Sala saca al Hércules de una promoción en donde los tres primeros están empezando a marcar diferencias notables. Lo peor es que al equipo alicantino ni se le ve ni se le espera por las alturas. Si en el fútbol los resultados tapan o destapan todo, lo mismo sucede a nivel de despachos con la credibilidad. Y este proyecto dejó de ser creíble apenas unos días después del último partido de la temporada pasada ante el Barça B. Los mil herculanos que estuvieron en Elda en la primera jornada lo dejaron muy clarito con un cántico atronador. A partir de ahí, imposible que esto pudiera funcionar.

Ficha técnica

Sant Andreu: Morales, Llamas, Ruben, Manu Viale, Carroza, Ibon, Bruno, Ton, Manteca (Víctor, min. 57), X. Jimenez y Calderón (Nuha, min. 69).

Hércules CF: Chema, Rafita, Peña, Atienza, Lázaro (Casares, min. 78), Indiano, Chechu, Martins (Fernando, min. 57), Portillo, Miñano y Quero (Adriá Granell, min. 68).

Arbitro: Muñoz Piedra (madrileño). Mostró tarjetas amarillas a Ibon por el Sant Andreu

Goles: 1-0, min. 23. Calderón. 1-1, min. 91. Portillo. 2-1, min. 94. Ton.

Campo: Narcis Sala.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?