EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

El Hércules se asoma al infierno

J. A. SOLER / @jasoler65 / Foto: Hércules

Minuto 93. El Hércules gana 1-0 al Mestalla en el Rico Pérez. Sufrimiento extremo con Falcón en plan salvador. ¿Qué habría pasado si el árbitro pita el final diez segundos antes y el partido acaba con un inmerecido triunfo blanquiazul?

Seguramente, el discurso de muchos sería que este Hércules es Falcón y diez más, que sabe sufrir, que lo importante es ganar y que ese hipotético triunfo debería servir para aumentar la autoestima y la confianza.

Y si alguno, como hace un año, se le ocurre decir que así no se puede llegar muy lejos es posible que hubiera sido tachado de mal herculano y oportunista por encender el ventilador en un día de victoria.

Así es el fútbol en donde los resultados escriben la mayoría de crónicas o de comentarios de muchos aficionados. Es una realidad tan evidente como las sensaciones que desprende este malparido Hércules con independencia de que gane, empate o pierda.

El desarrollo y el desenlace del partido entre el Hércules y el Mestalla podría reflejar lo que fue la temporada pasada para el conjunto alicantino. De la misma manera que el equipo de Jesús Muñoz no estaba para ganar este encuentro pese a plantarse en el minuto 93 con 1-0 a su favor, hace un año tampoco estaba para ascender con Lluis Planagumá por mucho que fuera líder en noviembre o llegara vivo a la última eliminatoria de la promoción.

El golpe final del valencianista Pablo Jiménez se veía venir casi tanto como el batacazo contra la Ponferradina tras llegar con un triste promedio de menos de un gol por partido y ganando un partido de seis en la promoción de ascenso. Pese a esos datos, hubo muchos que se veían en Segunda pocos minutos antes de los goles de Isi.

Pero está claro que la culpa del enésimo despropósito herculano, el de esta temporada supera cualquier otro por insuperable que pareciera, no es del aficionado que se ilusiona cuando ve a su equipo ganar gracias a que los milagros existen en el fútbol.

Los responsables de este desaguisado están en otro sitio. Todos sabemos dónde. Si tras superarse un tercio de campeonato, después de dos entrenadores y casi dos millones de euros invertidos en la plantilla, que este Hércules siga asomado el abismo de un posible descenso a Tercera División es para que alguien con dignidad se aparte.

Eso ocurriría en cualquier sitio normal. El problema es que este club es tan anormal como que el equipo blanquiazul hubiera terminando ganando este domingo en el Rico Pérez a un rival que te ha generado una decena de ocasiones claras.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies