EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

El Hércules, Quique Pina y el Cádiz

J. A. SOLER / @jasoler65

Decía Quique Pina hace apenas una semana, tras hacerse en una subasta con el 49% de las acciones del Cádiz, que se había encontrado un club en una situación lamentable. Es posible que el escenario que han dejado los italianos que controlaban el club amarillo sea peor que lo que se encontró en el Hércules cuando aterrizó por Alicante.

Uno no deja de sorprenderse del interés que tiene determinada gente del fútbol por entrar en casas en ruinas como puedan ser el Hércules o el Cádiz. Y al que mueve los hilos por el Rico Pérez también debe extrañarle que platos de tan mal gusto sean objeto de deseo por parte de otros que incluso controlan clubes de Primera División.

Que Quique Pina se haya hecho con el control del Cádiz a través de una subasta no es más que una muestra de las intenciones que podía tener cuando le abrieron la puerta del Rico Pérez el pasado verano, especialmente, cuando en el horizonte aparecía una ampliación de capital poco apetecible para el dueño del cortijo y causante del entuerto.

Pero en el Hércules ha debido encontrarse algún hueso duro de roer que no quiere dejar el coche a nadie, ni siquiera a los que pudieran estar dispuestos a poner gasolina para que siga andando. Eso unido a la mala marcha deportiva y a la persecución de Javier Tebas ha provocado que la posible solución al problema capital blanquiazul no sea posible.

Desde hace semanas, en los despachos del Rico Pérez hay sospechas de que la verdadera apuesta futbolística de Quique Pina tiene más color amarillo que blanquiazul. Una situación que ha generado una desconfianza que llega hasta la parcela deportiva. Esas dudas se disiparán en enero en función de lo que ocurra en un sitio y en otro, aunque únicamente hay que mirar las hemerotecas y ver lo que sucedió con el Ciudad de Murcia o el Granada 74 para hacerse una idea.

En ambos casos no le dejaron maniobrar como quería y tuvo que dar un paso atrás desde Los Cármenes para coger impulso y llegar a Primera. Con Hércules y Cádiz en las mismas manos, la apuesta irá hacia donde tenga mayor campo de maniobra. Aquí ya ha visto quién controla todo, por lo que no es de extrañar que no se fíen mutuamente. Mientras tanto, el que se lo pasa bomba con este espectáculo es Javier Tebas. A este sí que se lo están poniendo a huevo para ver cumplidos sus deseos.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?