EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

El gran reto del Hércules

J. A. SOLER / @jasoler65

En noviembre, hace escasos dos meses, el Hércules era penúltimo a 5 puntos de la permanencia. El club se asomaba al abismo tanto a nivel deportivo como institucional. Con cinco victorias en las seis últimas jornadas, el decorado ha cambiado ostensiblemente por fuera, aunque por dentro sigan apareciendo fuegos amenazantes.

En el escaparate, lo que se ve, todo ha cambiado porque si hace 60 días el Hércues estaba descolgado a 5 puntos de la permanencia, ahora se encuentra con 4 puntos de ventaja sobre la zona de descenso, a 2 de la promoción y… a 5 del ascenso directo. Quique Hernández dio finalmente con la tecla de una plantilla con buena pinta en la pretemporada pero que se descosió el último día de mercado en verano con sorprendentes entradas y salidas.

Pero sigue inquietando la cantidad de incendios sin controlar que hay de puertas para adentro en un club habituado a convivir con problemas extradeportivos. Al incierto futuro institucional en el apartado económico (ampliación de capital, cumplimiento del convenio de acreedores y liquidez para afrontar los gastos hasta final de temporada) se unen otros fuegos internos como el caso Héctor Font o las diferencias entre Quique Hernández y el técnico del filial Gaspar Campillo.

No sería la primera vez que Quique Hernández abre la puerta a un futbolista que termina siendo imprescindible en el Hércules. Ocurrió hace 20 años con Eduardo Rodríguez al no aceptar firmar una reducción del 30% de su salario si no se cumplían determinados objetivos deportivos. Finalmente, el actual director de la cantera blanquiazul se quedó, anotó 40 goles y el equipo blanquiazul ascendió. Solo un año después fue traspasado al Rayo Vallecano por 30 millones de las antiguas pesetas.

El otro caso es Alberto Escassi. Fue uno de los señalados por una salida nocturna tras la cena de Navidad del año pasado. El malagueño fue el único que no cruzó la puerta y tanto en la segunda vuelta de la temporada anterior como en la actual es una pieza clave para Quique Hernández. Quién dice que con Héctor Font no podría ocurrir algo similar, aunque en este caso existen otros intereses que dificultan un giro en la situación.

Es cierto que la disciplina debe prevalecer por encima de todo en un equipo, pero también es verdad que ese orden debe empezar por el propio club. No es de recibo que a día de hoy el Hércules no pueda inscribir jugadores por una deuda con el canterano Pepe Sellés. Una curiosa manera de convencer a la comisión de seguimiento de la LFP de que la entidad está en disposición económica de contratar nuevos jugadores en el mercado invernal.

El Hércules de Quique Hernández ha hecho lo díficil, revertir una situación deportiva que ha pasado de dramática a esperanzadora. Pero en donde hay que poner orden es en otros aspectos internos del club que esperemos no terminen propagándose como ocurrió a finales de agosto cuando pequeños fuegos provocaron un gran incendio. Ese es el gran reto.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?