EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

El Hércules gana tiempo

ESTADIODIGITAL.ES / @EstadioD

Mientras poco más de medio centenar de aficionados herculanos se concentraban a las puertas del estadio Rico Pérez para conocer de primera mano el futuro del Hércules -llamó la atención el dispositivo policial desplegado junto a la sede blanquiazul-, los dirigentes del club siguen intentando cerrar con la Agencia Tributaria un nuevo acuerdo singular para evitar así que la entidad alicantina pueda entrar en liquidación.

De momento, Hacienda no ha aceptado una última propuesta presentada por el Hércules, pero al menos se ha abierto a escuchar y negociar. Una manera de que la SAD siga respirando por un breve espacio de tiempo extra aunque siempre con la espada de Damocles encima porque no hay intención de pagar o avalar los 4,4 millones que exige la Agencia Tributaria para liberar al club de embargos y, por consiguiente, del riesgo de extinción.

Y es que el Hércules ha dejado de pagar a Hacienda los últimos plazos -por valor de 560.000 euros- del acuerdo singular suscrito en enero de 2013, convenio que ha intentado variar desde el descenso del club a Segunda B en el verano de 2014. Este acuerdo obliga al Hércules a abonar ochenta mil euros mensuales en Segunda B, cantidad que desde la entidad alicantina se considera excesiva.

La última oferta del club a Hacienda -rechazada por la Agencia Tributaria- implicaba el pago de esos 560.000 euros y un acuerdo para abonar el resto de la deuda en cinco años, en los que saldaría la deuda en caso de ascenso a Segunda y avalaría un cinco por ciento de la misma durante cuatro años en Segunda B.

En el caso de que no se llegara a un acuerdo, el Hércules podría verse forzado a solicitar la liquidación de la sociedad debido al embargo de las cuentas del que sería objeto por parte de la Agencia Tributaria.

Liberado el Rico Pérez

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Alicante ha aprobado este martes la cancelación de la condición resolutoria que se incluyó dentro del contrato de compraventa del estadio Rico Pérez cuando el estadio pasó a pertenecer a la sociedad Aligestión Integral.

Entre el pliego de condiciones de este contrato de compraventa se incluía la obligación de acometer reformas en el estadio por valor de 4,3 millones de euros.

Natxo Bellido, portavoz del Ayuntamiento de Alicante, ha reconocido que el equipo de Gobierno “mantiene dudas” respecto a que se realizara dicha inversión, pese a lo cual se ha aprobado la cancelación de la condición resolutoria del contrato.

Un informe del Jefe de Servicio de Alcaldía expresa que desde el punto de vista patrimonial procede la cancelación de la condución resolutoria por no existir un informe técnico concluyente que demostrara que no se han ejecutado las obras.

Dicho informe apunta también que, habiendo transcurrido cuatro años desde la devolución del aval presentado por Aligestión Integral, se ha superado el plazo para revocar los acuerdos anulables previa declaración de lesividad de los mismos.

“Si no canceláramos, tendríamos que devolver el dinero y quedarnos con la titularidad del estadio”, ha aclarado Bellido, que ha incidido en que el Ayuntamiento no quiere la propiedad de la instalación, aún menos por un precio superior al que podrían desembolsar ahora para adquirirlo.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?