EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

El Hércules despide a Siviero tras ser sentenciado por el Rico Pérez pese a ganar al Peralada (3-2)

J. A. SOLER / @jasoler65

El Hércules ganó, la grada explotó y se llevó por delante a Gustavo Siviero. El palco, que funciona a golpe de impulsos y en función de cómo respire el Rico Pérez, decidió destituir al entrenador más por aclamación popular que por seguir unos criterios coherentes. Si así fuera lo tenían que haber hecho hace varias semanas o hace 7 días tras perder en Villarreal.

La única diferencia entre el Hércules que ganó al Peralada y el que empató con el Badalona hace un mes fue la respuesta del Rico Pérez. ¿Qué hubiera pasado si la grada no hubiera pedido la marcha del entrenador tras anotar Tarí el gol del triunfo blanquiazul? Seguramente, Gustavo Siviero continuaría una semana más en el banquillo herculano.

De nada vale que el presidente diga que “el equipo está muerto”, que lo está, porque este Hércules no tiene credibilidad desde hace mucho tiempo. Desde hace un mes o más con el actual proyecto, pero la realidad dice que huele a cadáver por el Rico Pérez desde hace más de un lustro. Y de eso no tiene la culpa Siviero como tampoco la tenían Pacheta, Manolo Herrero, Vicente Mir o Tevenet. Todos se equivocaron, no dieron con la tecla nunca, pero también porque la dirección del club va siempre con el paso cambiado.

Hay que recordar que la llegada de Gustavo Siviero se produce porque es el único técnico que esperó al Hércules en su esperpéntica desconexión de dos meses para presionar a las administraciones públicas con una falsa liquidación conel único objetivo de ganar tiempo para liquidar deudas con la Agencia Tributaria. Paco López se hartó de esperar a que se aclarase el futuro de un club que sigue en la misma situación financiera que cuando decidió parar la planificación para intentar ablandar a las instituciones.

Con fichajes de renombre como Samuel -suplente ante el Peralada- o Falcón intentaron ilusionar a una afición que se engancha con poco. Como era de esperar con esa tardanza en empezar a planificar, los jugadores más interesantes para el proyecto también se cansaron de esperar, lo que está sucediendo en estos dos primeros meses de competición no debería extrañar demasiado.

Estaba cantado que Siviero caería antes o después. Los resultados le han condenado y el Rico Pérez le ha sentenciado. Ahora vendrá Claudio Barragán u otro, pero el problema sigue siendo el mismo. La plantilla está más descompensada que nunca. Otras temporadas el problema era la falta de gol. Esta vez, además de no haber encontrado a ese goleador letal -el canterano Tarí tuvo que sacar las castañas del fuego ante el Peralada-, no hay creación en el centro del campo y la defensa falla en un partido sí y en otro también.

Así es imposible aspirar a algo importante. Y ese es el mensaje con carga de profundidad que tenía el “Siviero véte ya” tras el gol del triunfo del Hércules sobre el Peralada. El técnico es el primer eslabón de un fiasco que se aprecia con claridad aún ganando. Porque, efectivamente, este equipo está tan muerto como el proyecto. Y si el proyecto no chuta, ya se sabe quiénes son los responsables.

Ficha técnica:

Hércules CF: Falcón, Juanjo Nieto, Santamaría, Adriá Vilanova, Peña (Tarí, 82´)Checa, Gaspar (Salinas, 77´), Pepelu (Navarrete, 64´), Carlos Fernández, Óscar Díaz y Miñano.

Peralada: Giani, Maxi Villa, Vallho, Diaby, Álamo, Montes, Andzouana (Javi Sánchez, 48´), Paik, Joel, Boniquet y Clotet.

Goles: 0-1, min. 34. Joel. 1-1, min. 37. Adriá Vilanova. 2-1, min. 45. Óscar Díaz. 2-2, min. 70: Diaby. 3-2, min. 83. Tarí.

Árbitro: Campoy Candela (murciano). Mostró tarjetas amarillas a Adriá Vilanova por el Hércules y a Boniquet por el Peralada.

Estadio: Rico Pérez.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?