EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

El Hércules deja escapar el triunfo ante el Girona en Montilivi (2-2)

J. A. SOLER / @jasoler65

Con el empate en Girona después de haber ido dos veces por delante el futuro de Quique Hernández como entrenador del Hércules sigue muy comprometido. No deja buen sabor de boca el punto logrado en Montilivi, especialmente, porque el partido se puso para que el equipo alicantino lograra una victoria dos meses después.

No hay manera de que el Hércules pueda ganar un partido. Ni poniéndose con ventaja hasta en dos ocasiones es capaz el conjunto de Quique Hernández de sumar los tres puntos. El problema es que volvieron a aparecer grietas atrás y así es imposible.

En esta ocasión, la presencia del doble pivote defensivo formado por Sissoko y Héctor Yuste no valió para hacer fuerte a la defensa alicantina. No hubo firmeza en la zaga y ello permitió al Girona neutralizar en dos ocasiones la ventaja adquirida por el Hércules con los goles de Sardinero al inicio del partido y de Eldin Hadzic al poco de comenzar la segunda mitad.

Y con esta fragilidad defensiva resulta difícil aspirar a ganar un partido, más aún cuando se trata de un equipo en una dinámica muy negativa de resultados. Timor en el lanzamiento directo de una falta evitable en la que Falcón pudo hacer algo más y Jandro al aprovechar la poca contundencia de la defensa herculana frustraron un triunfo del Hércules en Montilivi. Por si faltaba algo, De Lucas fue expulsado al final por un supuesto codazo a un rival.

Tras este empate, el futuro de Quique Hernández continúa estando comprometido. Una vez más, el Hércules estuvo en disposición de ganar, pero no lo hizo. Hubo mejoría, pero insuficiente. Ofreció imagen de equipo comprometido, pero eso únicamente alcanza para sumar de uno en uno cuando hace falta hacerlo de tres en tres. Punto para deshojar la margarita. La primera hoja es que sigue. Falta ver que hacen los que de verdad mandan en el barco.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?