EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

En el ojo del Huracán

J. A. SOLER / @jasoler65

Si el Huracán no paga los honorarios arbitrales en el próximo encuentro que juegue en Valencia ante el Reus -6 de diciembre- será expulsado de la competición por reincidencia. Un castigo que así está contemplado en el Código Disciplinario de la Real Federación Española de Fútbol y que tiene toda la pinta de producirse toda vez que el club valenciano parece haber cerrado el grifo.

El caso del Huracán es la crónica de una muerte anunciada. Un club sin arraigo, sin afición y que cada año juega de prestado donde puede o le dejan no puede tener mucho recorrido. El Ciudad de Murcia o el Granada 74 de Quique Pina fueron otros casos similares con el mismo final. Y todo apunta a que el proyecto valenciano que hace unos años compró la plaza del Torrellano en Segunda B toca a su fin.

Un proyecto impulsado en su día por Juan Anguix, el mismo que depositó en Hacienda un pagaré sin garantías que provocó el descenso administrativo del Elche CF, con un inminente faltal de desenlace. Ni siquiera hará falta que se retire de la competición, basta con que no pague los derechos arbitrales en los próximos partidos que debe jugar como local para ser expulsado. Y sólo por 1.400 euritos que no ha abonado en sus tres últimos compromisos y en eso la RFEF es implacable.

El problema no es que el Huracán sea excluído del campeonato o que desaparezca -pocos en Valencia llorarán esta pérdido-, sino el daño que causa a terceros. Una adulteración de la competición propiciada por impagos de terceros que dejaría el grupo III de Segunda B con 19 equipos y un equipo con potencial fuera de de la competición. Eso es lo que pasa por no pagar aunque por el Rico Pérez hay quién no paga a nadie y no le pasa nada. Podría dar lecciones a esta gente del Huracán para que aprendan cómo se hace. Lo de no pagar y salir de rositas.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?