EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

El Hércules apela a sus citas con la adversidad para superar al Murcia

J. A. SOLER / @jasoler65

El Hércules afronta este sábado 23 de mayo en el estadio Rico Pérez (21 horas) el camino hacia un ascenso a Segunda División lleno de trampas. El Real Murcia es el primer escollo en una hoja de ruta muy complicada pero no imposible.

Aunque las sensaciones en Alicante estén muy distantes de las que hubo en 1993 o en 2005, las dos promociones que terminaron con fiesta blanquiazul, este nuevo formato de “play off” permite ir creciendo en ilusión y confianza conforme se superan obstáculos.

Si en el último ascenso en 2005, la eliminatoria clave fue la primera contra el Ceuta, en esta ocasión ocurre lo mismo. Si el Hércules es capaz de ofrecer la versión que no ha mostrado en casi toda la temporada, si despliega el potencial que dice llevar dentro pero que se ha visto en cuentagotas y la fortuna sigue como aliada como en los últimos meses, superar al Murcia es posible.

Porque se puede decir que el Hércules se juega el ascenso en este primer partido en el estadio Rico Pérez. Un buen encuentro de los blanquiazules y un resultado ilusionante cambiaría todo. Hasta los que optan por quedarse en casa en señal de protesta contra el palco podrían rebajar su comprensible, compartible y respetable indignación con los mandamases de la SAD.

Ese ambiente de división entre la afición promovido desde la cúpula directiva del Hércules es el otro frente abierto en la eliminatoria. Y es que a diferencia de lo que ocurre en Alicante, en Murcia la ilusión se ha desbordado y a falta de 30 horas para el comienzo del partido en el Rico Pérez ya habían completado más de 20 autobuses con aficionados murcianos.

Con todo elllo, se espera una cantidad próxima a los 3.000 seguidores murcianos en las gradas del estadio alicantino teniendo en cuenta que muchos optarán por desplazarse en sus vehículos particulares. Por contra, la situación en Alicante es otra y aunque en las últimas horas se animará la venta de entradas no se espera una cifra importante de aficionados blanquiazules en el Rico Pérez.

Los jugadores y técnicos del Hércules tienen que agradecer esta atípica atmósfera en un partido de promoción a los que están en los despachos. Porque ya se ha comprobado en otras fases de ascenso que si el equipo ilusiona el Rico Pérez se llena y si no ilusiona tanto pero hay una buena política de precios también se llena el estadio. Dani Barroso, que ha vivido esto como jugador herculano y como rival en la dirección deportiva de otro club, puede dar fe de ello. Es el primero que tendría que haber dado un golpe encima de la mesa. Y después, los capitanes. Eso es lo que hubiera ocurido en un club normal, pero ya sabemos como funciona el Hércules.

Pero con independencia de las controvertidas decisiones del club para fomentar el color grana en el Rico Pérez, como en su día ocurrió con la morbosa visita del Ilicitano, los que de verdad tienen la palabra son los futbolistas del Hércules. Ellos pueden reparar el daño causado desde los despachos y seguro que los fieles que acudan al estadio multiplicarán sus cánticos de ánimo. Porque en ocasiones, este estadio ha rugido más con 5.000 hinchas en las gradas que con 25.000 espectadores sentados en sus butacas.

Y estén los que estén, el Hércules se juega el ascenso en esta primera cita de promoción. Como en Ceuta en 2005 -antes contra el Alicante– y como en Salamanca en 1993. No fueron los partidos definitivos, pero sin ganar esos no habrían existido ni Alcalá ni Las Palmas. El partido contra el Murcia en el Rico Pérez es del mismo perfil. Con todo en contra, pero ahí es cuando el equipo alicantino se hace más fuerte. La adversidad suele ser históricamente el gran aliado herculano.

 

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?