EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

El Hércules afronta un “match ball” en enero ante el UE Cornellà

J. A. SOLER / @jasoler65

El Hércules se juega ante el Cornellà, este domingo en el estadio Rico Pérez a las 17 horas, algo más que tres puntos. Y es que una nueva derrota blanquiazul en el coliseo alicantino dejaría a los herculanos prácticamente fuera de la lucha por la promoción de ascenso en el mes de enero dado que el Cornellà y los tres primeros se irían a más de 9 puntos -contando el average-, una distancia casi insalvable a falta de 15 jornadas.

Tan mal se han dado las cosas para el Hércules en los seis primeros meses de competición que el objetivo en enero es llegar vivo a febrero, después a marzo, continuar con vida en abril y afrontar las últimas jornadas de campeonato regular con opciones de entrar en la promoción, aunque sea como cuartos. Esta es la consecuencia de no haber hecho bien los deberes cuando tocaba.

Las carencias de este Hércules, que se ven con meridiana claridad desde el primer tramo liguero, no se subsanaron con la apertura del mercado invernal y los refuerzos han llegado en la segunda quincena de enero. La situación es tan límite que los recién incorporados no tienen ni una semana siquiera para la adaptación. No hay tiempo para eso.  Así que Candela o David Torres tienen que estar enchufados desde el minuto 0 con la camiseta blanquiazul.

Con independencia de ello, Claudio Barragán pide un esfuerzo a sus jugadores. El técnico valenciano aseguró que sus jugadores no deben sentir presión “sino motivación” de cara al partido ante el Cornellá, clave en las aspiraciones del equipo alicantino de alcanzar la fase de ascenso.

“Nuestra motivación tiene que ser mayor que la del rival para sacar los partidos adelante. Tenemos que ser un equipo con hambre y que corra como un equipo pequeño. Es lo que tenemos que meternos en la cabeza”, señaló el entrenador del Hércules. Claudio dijo que no permitirá que el rival esté “más motivado” que sus jugadores y recordó que desde su llegada ya pasó en una ocasión “y no voy a consentir que se vuelva a repetir”.

El entrenador no quiso calificar el partido ante el Cornellá, conjunto que marca la zona de promoción de permanencia con cinco puntos de ventaja sobre el Hércules, como una final, aunque sí admitió que es “importante porque nos permitiría recortar, por lo que no podemos fallar”.

Claudio Barragán volvió a pedir a sus jugadores “personalidad” para afrontar el partido y dijo tener la sensación de que el Hércules está “más cómodo” como visitante que como local. “Eso es algo que tenemos que cambiar”, agregó.

Por último, el técnico herculano descartó cambiar a Ismael Falcón en la portería pese a sus últimas actuaciones y la reaparición de Chechu Flores y Paco Peña, convalecientes de sus respectivas lesiones musculares.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?