EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

El espíritu de Kempes

J. A. SOLER / @jasoler65 /Fotos: Colección Vicente Mestre

Ha tenido que sufrir una delicadísima operación de corazón para que la figura de Mario Alberto Kempes vuelva a emerger. El Hércules rescató para el fútbol al “Matador” hace casi 30 años y, al igual que hizo el Valencia en Mestalla durante la última jornada, también prepara un homenaje al que ha sido, probablemente, el mejor futbolista que ha lucido la camiseta blanquiazul.

Kempes es uno de los grandes del fútbol mundial. En la segunda mitad de los años 70 se convirtió en el mejor jugador del mundo. Sus decisivos goles en el Campeonato del Mundo de 1978 dio el primer titulo mundial a Argentina. Por entonces, conquistó dos pichichis en la Liga española vistiendo la camiseta del Valencia. Unos números de crack que, sin embargo, quedaron ensombrecidos por la irrupción de un joven llamado Diego Armando Maradona. 006

El “Pelusa” no solo le robó protagonismo en el fútbol, especialmente tras fichar por el FC Barcelona en 1982, sino que también le quitó el dorsal 10 en la Albiceleste. Un número que recuperó en el Hércules en donde durante un año fue el líder de un equipo que conquistó una permanencia histórica en Primera División. Kempes no marcó en el Bernabéu, pero sin su decisiva aportación quizás no existiría el gol de Sanabria.

El Hércules necesitaba un revulsivo en las Navidades de 1984 para evitar el descenso a Segunda. Y lo encontró en el fútbol sala en donde Kempes mataba el gusanillo de hacer goles tras una salida forzosa en el Valencia. En el Rico Pérez, el “Matador” volvió a sentirse futbolista y Alicante disfrutó durante 14 meses de un jugador de una dimensión extraordinaria.

El gol olímpico al Pato Fillol en un Hércules-Atlético de Madrid simboliza de alguna manera el brillante paso de Kempes por el Rico Pérez. Aquel gol fue uno de los mejores que se han visto en el Rico Pérez y, posiblemente, uno de los más espectaculares en la carrera del goleador argentino. Como también lo fue otro que le marcó al Barça de Schuster con un cañonazo por la escuadra. Inolvidable.

Me preguntaba el compañero Juanfran Millán en la Cope si Kempes podía ser el mejor jugador de la historia en el Hércules. Le contesté que por calidad no conocí otro igual, aunque hubo otros más trascendentes como Giuliano, Saccardi o Kustudic. Posiblemente, la historia del fútbol no ha sido del todo justa con este pedazo de crack argentino, pero en Alicante nadie olvida lo mucho que dio. Y, sobre todo, el gol olímpico a Fillol.

Si en Mestalla hubo un cariñoso recuerdo al “Matador” durante el minuto 10 del último partido del Valencia, en el Rico Pérez habría que bautizar el córner o la portería del fondo sur bajo el nombre de “gol olímpico de Kempes”. Un tanto que representa el espíritu de un ganador que el Hércules tuvo la suerte de disfrutar. Desde Alicante, mucha fuerza.

 

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?