EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

El enésimo bochorno en el Hércules se asoma por el Rico Pérez

J. A. SOLER / @jasoler65

Ha dolido mucho a la afición del Hércules la eliminación copera. Y más que por quedar fuera de una competición que podría salvar económicamente la temporada, por las formas. Sin duda, ha sido un golpe bajo para unos seguidores que empiezan ya a dudar de una planificación deportiva marcada, como siempre, por la deuda generada en el pasado y condicionada por intereses personales o familiares.

Así es muy difícil que cualquier proyecto pueda salir medianamente bien en el Hércules. Ni Parra, ni Eduardo Rodríguez, ni Javier Subirats, ni Paquito, ni Sergio Fernández, ni Jesús García Pitarch, ni Quique Pina, ni Dani Barroso… Todos, con mayor o menor capacidad, se toparon o se topan con lo mismo. Un problema de fondo que convierte el túnel en interminable. Una oscuridad eterna que cansa.

Tres partidos oficiales han bastado para que muchos de los 5.000 fieles herculanos se den cuenta de que este Hércules dista mucho de ser un firme aspirante al ascenso a Segunda División. Y no hay que olvidar que desde el club se ha vendido que más de una temporada en Segunda B sería letal para la entidad con todo el lastre económico que arrastra la SAD tras 15 años de pésima gestión. “Hay que subir este año sí o sí”, es el mensaje que sale desde los despachos del Rico Pérez.

No puede resultar casualidad que tantas planificaciones deportivas en el Hércules estén abocadas al fracaso. Tampoco que sea cuestión de mala suerte. Tantos años con la misma historia es para pensar que no basta con cambiar de directores deportivos, entrenadores o jugadores. Quizás, como demandan muchos, habría que probar por cambiar lo único que no ha variado desde hace tres lustros. La dirección del club.

Ahí está el eterno problema. Y no es que “cuatro monos” se hayan empeñado en sacar del Hércules al responsable de este desaguisado. La dramática situación se verá dentro de poco más de una semana cuando un considerable número de morbosos aficionados del eterno rival se mofen de los herculanos pidiendo que Enrique Ortiz y familia se queden en el Rico Pérez para siempre.

El bochorno que pasará la sufrida hinchada blanquiazul el próximo domingo 14 de septiembre (18 horas) con esos cánticos burlones será el mismo que pasaron hace una década cuando el otro equipo de la ciudad se veía en disposición de pasar por encima de la historia del fútbol en Alicante. Dani Barroso sabe bien de lo que hablamos porque entonces estaba en la otra orilla.

En aquella época no tan lejana el discurso era el mismo que el que se escuchará en el Rico Pérez el 14 de septiembre desde la afición rival. Muchos vendrán expresamente desde Elche con ganas de mofarse. Lo mismo hasta hacen un favor porque esa burla tan dolorosa para los herculanos puede convertirse en la mejor arma para sacar del Hércules a los responsables de una vergüenza que dura 15 años.

 

 

 

 

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?