EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Efecto dominó por amaños

J. A. SOLER / @jasoler65

Dice Javier Tebas que la verdad real se está acercando a la jurídica en los presuntos amaños de partidos que asolan al fútbol español. El caso del encuentro Levante-Zaragoza de la temporada 2010-2011, la misma en la que el Hércules militó en Primera División, puede convertirse en la punta del iceberg de unas sospechas que invaden cada tramo final de competición.

Hace cuatro años, durante el verano de 2010, parecía que solo había un equipo en España capaz de hacer estas cosas. Que algún bocachancla se pusiera a fardonear con amiguetes de un presunto soborno a un portero le costó caro al Hércules. La condena mediática estuvo muy por encima de cualquier sanción administrativa o judicial, imposible en este último caso al no estar entonces tipificado como delito penal.

Fue a partir de diciembre de 2010 cuando la justicia podía intervenir en estos casos de predeterminación de resultados. Y unos pocos meses después, con el Hércules ya descendido, la LFP detectó irregularidades en el Levante-Zaragoza de la última jornada. La lenta justicia española parece haber detectado extraños movimientos en las cuentas bancarias de los jugadores de ambos equipos en aquellas fechas.

La Fiscalía ha citado para declarar a futbolistas que ya no militan ni en el Levante ni en el Zaragoza. Es el caso del exherculano Braulio Noriega o Gabi Fernández, el último jugador que ha levantado el trofeo de campeón de la Liga española. Si lo que publica el diario El Mundo sobre la declaración en la Fiscalía Anticorrupción del actual capitán del Atlético de Madrid se aproxima a la verdad real o jurídica, la magnitud del terremoto que se avecina en el fútbol español puede tener un efecto dominó del que muy pocos se salvarían.

Porque aquí no hay nadie libre de pecado. Ni siquiera aquellos que en 2010 iban de dignos y pidiendo sanciones ejemplares para otros. Si empiezan a caer clubes y jugadores de primer orden, no es difícil imaginar lo que ocurrirá con aquellos que ni rechistan cuando el presidente de la LFP  les acusa cara a cara de amañar partidos de fútbol.

Si al final se demuestra que hubo algo irregular en aquel Levante-Zaragoza de 2011, igual al Deportivo y al Hércules, equipos que descendieron esa temporada en Primera, les da por reclamar las plazas de Primera que continuaron ocupando estos dos clubes tras el partido del Ciutat de Valencia. No hay que hacerse ilusiones porque ya se encargará Javier Tebas de recordar a herculinos y herculanos, también a aquellos otros que pedían sangre no hace tanto, su turbio pasado. Será la onda expansiva del primero que caiga de verdad. Si es que finalmente la verdad real y jurídica terminan siendo lo mismo.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?