EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Dos goles del alicantino Carlos López consumen al Hércules (2-1)

J. A. SOLER / @jasoler65

Mucho se habla de que la solución del Hércules pasa por la llegada de otros gestores. Es cierto que quienes lo han hecho tan mal durante tantos años puedan de repente empezar a hacerlo bien. Para ello se pone como ejemplo al Levante UD, el equipo del director general del IVF. El club granota quedó hecho unos zorros con la gestión de Pedro Villarroel, otro especulador del fútbol de un perfil similar al que desembarcó en el Rico Pérez hace 18 años.

Y no es que Kiko Catalán, el presidente del Levante UD, tuviera una varita mágica para revertir una situación tan delicada o más como la que tiene el Hércules actual. Incluso, en el entorno levantinista califican al relevo de Villarroel como un dirigiente discreto que tuvo la suerte de tener a su lado a Manolo Salvador, un director técnico en la línea de Monchi que convierte las piedras en oro puro. Desconocidos como Caicedo o Keylor Navas que llegaron sin coste, por citar algunos, fueron traspasados por unas cantidades que sirvieron para reducir a la mínima expresión el pufo que dejó la era Villarroel.

Si el Hércules contara con un Manolo Salvador en su dirección deportiva en lugar de un tándem que acumula fracasos un año tras otro, cabe la posibilidad de que el muerto pudiera resucitar aunque el cortijo siguiera campando a sus anchas por un club y un estadio que le arrebataron por no pagar ni al frutero. Sería difícil, pero para eso hace falta cambiar algo importante en la secretaría técnica.

Decimos esto porque a Manolo Salvador, por ejemplo, jamás se le hubiera escapado un futbolista como Carlos López, delantero alicantino con gol que se destapó hace dos años en Tercera con el Novelda o la temporada pasada en el Eldense.Al igual que un tal Pepelu, un alicantino de Dénia que la semana pasada le hizo dos goles al equipo alicantino con el filial del Levante y es internacional sub-20.

Aquel jugador que hace un par de años hacía goles como churros con el Novelda sin que eso llamara la atención en la dirección deportiva blanquiazul, el año pasado hacía lo mismo en el Eldense y lo mismo, ha fulminado con dos dianas las pocas opciones del conjunto alicantino para mantenerse vivo en la lucha por la promoción. Un dato que refleja el enésimo fracaso de un modelo deportivo que dificilmente puede funcionar en manos de quién no da señales de aptitud para ello.

Ni siquiera poniéndose por delante en el marcador con un gol de Tarí, el jugador del filial que salió muy pronto por el lesionado Nieto, pudo evitar la penúltima debacle herculana. Tras unos 20 primeros minutos aceptables, un Hércules temeroso y frágil se echó atrás para quedar a merced de un Villarreal B que le superó en todo. Chema sostuvo a su equipo en el primer tiempo con paradas importantes y deteniendo un penalti a Carlos Martínez al borde del descanso.

En la segunda mitad, el Hércules pudo hacer el segundo con un buen remate de Gaspar que sacó milagrosamente Cantero. Esa acción pudo cambiarlo todo, pero no fue así. Acto seguido, Carlos López empató con un buen gol y después hizo el 2-1 al culminar una magnífica jugada de estrategia del equipo que dirige el exherculano Paco López. Precisamente, en la falta que dio origen a ese tanto, Lolo Ortiz fue expulsado.

Así se consumó una nueva derrota y se consumió lo poco que quedaba del Hércules. Un equipo al que le cuesta horrores ganar un partido, sin capacidad de reacción, sin recursos, sin fútbol, sin gol, sin nada. Más o menos lo mismo que queda de la SAD después de 18 años de nefasta gestión. Ni siquiera queda el solar que cogieron. Por eso no encuentran a nadie dispuesto a remar con ellos por su mundo de yupis.

Eso si, lo único que prevalece es la grandeza de un sentimiento que se dejó ver en Villarreal y que, desde luego, suele estar lejos del palco del Rico Pérez. Son esos mismos que se hacen casi 600 kilómetros entre ida y vuelta para ver a su equipo en pleno puente de Semana Santa. Por si suena la flauta. Y los mismos cuyo único interés es ver ganar al Hércules sin que el pan de sus hijos dependa de ello. Ese es un sentimiento que no se puede comparar con el de otros que no sabían lo que era esto hace dos décadas pero con suficientes intereses laborales y familiares. Es la diferencia. Y si no tienen claro ese concepto es que siguen sin aprender nada. Más o menos como estaban hace 18 años cuando en su casa la palabra Hércules sonaba a chino o alemán.

Ficha técnica

Villarreal B: Cantero, Felipe, Peris, Marcos Mauro, Pau, Larrea (Mario, min. 60), Lazo, Ramiro, Cantalapiedra (Antón, min. 90), Carlos Martínez y Carlos López (Dani Raba, min. 83) .

Hércules CF: Chema, Dalmau, Lolo Ortiz, Pol Bueso, Peña, Checa, Juanma Espinosa, Javi Flores, Nieto (Tarí, min. 7), Gaspar (Miñano, min. 77) y Mainz (Juan Delgado, min. 77).

Árbitro: Gallego Gambín (murciano). Expulsó al visitante Lolo Ortiz por doble amonestación en el minuto 73. Mostró tarjetas amarillas a Ramiro y Larrea por el Villarreal B y a Juanma Espinosa, Iván Buigues, Gaspar, Delgado y Pol Bueso por el Hércules

Goles: 0-1, min. 17. Tarí. 1-1, min. 58. Carlos López.

Campo: Miniestadi de la Ciudad Deportiva del Villarreal. 500 espectadores.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?