EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Dos detenidos y cargas policiales en los aledaños de Mestalla a la llegada de la afición del Hércules

ESTADIODIGITAL.ES / @EstadioD

Los aficionados del Hércules que se desplazaron a Valencia tuvieron un hostil recibimiento en los aledaños del estadio de Mestalla, situación que provocó cargas policiales contra los seguidores más radicales del club valencianista. Incluso, algunas fuentes policiales confirman dos detenciones de miembros de la peña Yomus. Afición Hércules

Los incidentes se produjeron a la llegada de uno de los cuatro autobuses con aficionados herculanos que partieron desde el estadio Rico Pérez a las 2 de la tarde. Sobre las 16 horas, 60 minutos antes del inicio del encuentro entre el Mestalla y el Hércules, llegaron los vehículos con los seguidores blanquiazules.

Allí les esperaba un comité de bienvenida compuesto por decenas de integrantes de la peña Yomus, el grupo de aficionados más radical del Valencia CF, que se encontraba vigilado y controlado por la policía ante la posibilidad de que pudieran atacar a algún autocar de seguidores herculanos. Concretamente, estos ultras buscaron al autobús con los componentes del colectivo herculano Curva Sur.

Hubo lanzamiento de objetos y bengalas por lo que fue necesaria la intervención de la policía que realizó cargas contra los exaltados seguidores valencianistas. Dos de estos alborotadores fueron detenidos y las fuerzas del orden extremaron las medidas de seguridad para que los seguidores alicantinos accedieran sin problemas al estadio de Mestalla.

Pepe Alcaraz, responsable de afición del Hércules y jefe de expedición en este desplazamiento, explicó a la llegada de los cuatro autobuses a Alicante que “han enviado a la brigada policial que normalmente se encarga de los partidos de baloncesto en Valencia y se han encontrado con todo esto por lo que han tenido que cargar y detener a dos miembros de los Yomus”. DSCN0573

Durante el partido, los seguidores del Hércules fueron ubicados en el segundo anfiteatro de tribuna mientras los ultras valencianistas se colocaron en uno de los fondos. Algunos de ellos lucían bufandas del Elche y entonaron cánticos provocadores en diferentes fases del partido.

Una vez finalizado el choque, los aficionados alicantinos tuvieron que permanecer más de media hora en el interior del estadio de Mestalla y la llegada a los autobuses resultó algo caótica por las prisas de la policía para que los autobuses abandonaran Valencia cuanto antes. El desbarajuste provocó que uno de los seguidores tuviera que regresar a Alicante en el bus oficial de la plantilla del Hércules.

Una hora después del encuentro, los autobuses partieron de los aledaños de Mestalla siendo escoltados por la policía hasta la salida de la ciudad. A las 21.45 horas llegaban los cuatro vehículos con aficionados al Rico Pérez junto con el bus del equipo. Pese a lo vivido en tierra hostil, había caras de satisfacción entre los desplazados por la victoria del Hércules.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?