EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Las diferentes varas de medir en cuestión de seguridad

J. A. SOLER / @jasoler65

Resulta lógico que los casi 400 herculanos que estuvieron el domingo pasado en el Carranza -Cádiz ni lo pisaron- anden molestos con cuestiones de seguridad en la eliminatoria final por el ascenso a Segunda División. Y es que resulta un agravio que los seguidores alicantinos fueran tratados casi como delincuentes -del autobús al estadio y del estadio al autobús- y que, en cambio, los 2.000 hinchas cadistas se muevan a sus anchas por Alicante durante 12 horas y hasta preparen una marcha amarilla desde la Playa del Postiguet hasta el Rico Pérez. symetra rehabilitacion

El trato que recibieron los aficionados del Hércules en Cádiz fue insultante. Los autobuses que partieron desde Alicante tuvieron que ralentizar su marcha a pocos kilómetros de la capital andaluza por imperativos de seguridad. La hora de llegada de los desplazados coincidía con el multitudinario recibimiento de la afición cadista a sus jugadores y las fuerzas de seguridad obligaron a los herculanos a entrar en el Carranza hora y media antes del partido para evitar que transitaran por las calles de Cádiz. Algunos comparaban la situación con los delincuentes cuando son trasladados a prisión.

Y después del partido, tras una larga espera en las gradas del Carrranza, rápido tránsito a los autobuses casi sin tiempo para pasar por el servicio. “Es por su seguridad”, decían unos agentes que cumplían órdenes con un extremo exceso de celo por tratarse de un partido declarado de “alto riesgo” por la Comisión Antiviolencia. Nada de esto ocurrió en Toledo o Tudela, por ejemplo, en donde un buen número de herculanos pudo pasear sin problemas por ambas ciudades en las horas previas al partido. cafes-tavira-web

Pero lo que más indigna a los desplazados a Cádiz es que ahora ven un trato totalmente diferente con los 2.000 seguidores gaditanos que llegan a Alicante a primera hora del domingo 26 de junio para un partido previsto a las 21 horas en el Rico Pérez. Durante 12 horas, los aficionados cadistas podrán disfrutar de Alicante y sus playas, algo que agradecerá la hostelería alicantina. Así es como debería ser siempre.

Lo que no es siempre igual es la vara de medir a la hora de aplicar la seguridad en eventos de alto riesgo. Porque si a los seguidores del Hércules no les permitieron pisar Cádiz más allá de los pocos metros que había entre los autobuses y la puerta de acceso al Carranza, que en Alicante permitan una masiva marcha amarilla desde la Explanada hasta el Rico Pérez suena, como mínimo, a agravio.

Dicho esto y, si al final lo permite la seguridad, merecerá la pena ver la romería amarilla por las calles de Alicante. Con independencia de que caigan mejor o peor, sean más simpáticos o menos, exista o no agravio, que lo hay, lo cierto es que la gente de Cádiz vive el fútbol de una manera muy diferente. marcha cadiz

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?