EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

El desierto y las perlas falsas en el Hércules

FRAN GARCÍA QUINTO / Diario de un herculano atribulado / Abonado 1.055 del Hércules.

El Hércules actual es una mayúscula decepción que no cesa ni tiene pinta de hacerlo a no ser que cambie en su gestión o desaparezca  Cada año se supera para desesperación de sus sufridos aficionados. La entidad es un quiero y no puedo que vive instalada desde hace muchos años en el error que conduce al eterno fracaso. Hace las cosas tarde como la planificación deportiva ; mal como los fichajes clave o nunca como aquellas ampliaciones de capital sin cubrir, como aquel acuerdo con Hacienda o como aquellos proyectos de remodelación integral del Rico Pérez.

Desgraciadamente el equipo de fútbol es el fiel reflejo de la entidad y no es extraño que llevemos quince temporadas en este desierto de la B en los últimos treinta años. Pasan muchos entrenadores, cientos de futbolistas y los resultados casi nunca llegan, algo que no puede ser casualidad. La falta de resultados está directamente relacionada con la ausencia de un buen proyecto deportivo en el club. La última vez que lo hubo duró menos de un año y fue en el lejano 2011 con el añorado Sergio Fernández, director deportivo y gran capitán del equipo, al que trataron como un perro en el triste verano de 2012 y que salió, como suelen salir los grandes exjugadores de la entidad que tienen un mínimo de dignidad, es decir, por la puerta de atrás y juicio mediante.

Sergio Fernández tenía un plan para el Hércules. Un plan que podía salir bien o mal, pero que de haberse ejecutado estoy convencido de que no nos habría llevado a este desierto llamado Segunda división B . Con él al frente muchos aficionados volvieron a ilusionarse pues confiaban en su buen trabajo, en su conocimiento certero del mercado de futbolistas de muy diferentes categorías, gracias a su estajanovista método de seguimiento de jugadores que consistía en ir a ver cientos de partidos de diferentes categorías y lograr hacer una base de datos lo suficientemente consistente como para otorgar éxitos a corto, medio y largo plazo. Trabajo más cantera, no hay otra fórmula, algo demasiado bueno para un club como el nuestro por lo que se ve. Aquí preferimos fichar por otros métodos y de la cantera casi mejor no hablar. Con la perspectiva del tiempo el proyecto de SF fue un oasis en el desierto.

Lo cierto es que lo que vino después nos catapultó a la más honda miseria deportiva. Ruina, ruina y más ruina. La ayuda de Pina nos hundió en la B, junto a la inoperancia de Quique Hernández y una plantilla malavenida. La llegada de Barroso supuso un trienio caracterizado por la impotencia, la frustración y grandes oportunidades perdidas y el debut de Portillo al frente de la dirección deportiva no puede ser más desolador por el momento, ojalá cambie pero lo veo difícil pues el entrenador que ha venido no da la talla, de los dos supuestos delanteros que han venido, uno es tan trabajador como inoperante en el remate y el otro es un mediapunta reconvertido de 33 años y sin pretemporada. ¿Qué podría salir mal?

Los galones en mediocampo se los dan a Miñano, jugador que lleva tres años demostrando que ni puede ni sabe organizar el equipo y sus tres compañeros tampoco están a la altura de lo que el club requiere. Además de ello, defensa y portero salen a error grave por partido. Se ha cambiado demasiado para que no haya cambiado nada y el Rico Pérez ya está harto de salir a decepción por quincena.

Si lo pensamos fríamente da miedo. Todos los veranos nos venden perlas falsas . Supuestos fichajes top que resultan sonados fracasos o mediocres futbolistas que no aguantan la presión de vestir nuestra camiseta. Año tras año seguimos sin delantero goleador cuando otros competidores se refuerzan hasta los dientes con gente que acaba sacando las castañas del fuego. Y menos mal que tenemos a Chechu y Juli, nuestra particular gerontocracia. Entre ellos suman 71 años, ninguno es delantero goleador, pero gracias a ellos podemos sumar los exiguos puntos que actualmente llevamos en la clasificación. Miseria, miserable pero suficiente para no vernos en descenso ¿Saldremos alguna vez de este desierto? ¿ Alguien del club asumirá por fin las culpas y rectificará la gestión? Y nosotros como afición, ¿hasta cuando seguiremos comprándoles perlas falsas?

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?