EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

De Alicante, el Hércules

M. PIERA / cabezanegra.es / @hcfporhumor /

Al cumplir los cuarenta y para evitar la crisis, me dio por correr. Hoy, ocho años después y con muchos kilómetros a mis espaldas, me entero por una revista que la llamada crisis de los cuarenta se ha traslado a los cincuenta debido a nuestros nuevos hábitos y forma de vivir. Porca  miseria. Ya me parecía a mí que lo había superado demasiado bien.

Sea como sea, el domingo pasado estuve en Roma corriendo la que ha sido mi sexta maratón. Como siempre hago, corrí con mi camiseta talismán. La misma sagrada casaca blanquiazul que en su día portaron héroes de la talla de Torregrosa, Maciá, Giuliano, Albaladejo, Kempes o Rodríguez. Lo crean o no, el recuerdo de todos ellos siempre me da fuerzas para completar esos 42km y pico.

En estas carreras el compañerismo entre los corredores es muy patente y son frecuentes los apoyos y saludos entre los propios participantes o desde el público. Así que corriendo por Roma escuché muchos gritos de “¡Hércules!”, “¡Vamos herculano!”, pero sin duda fueron muchos más los “¡Vamos alicantino!”. Lógicamente, todos estos gritos de ánimo provenían de público o corredores españoles porque europa todavía no ha disfrutado de nuestras esencias. Pero eso me hizo caer en la cuenta de algo que hasta ahora me había pasado desapercibido: ¿Hay alguna otra cosa, concepto, hecho, actividad, que esté tan inequívocamente asociado a Alicante como el Hércules? Si nos referimos a la ciudad, no a la provincia, y por lo tanto, dejamos a un lado el turrón, los juguetes, los zapatos, … ¿Hay alguna otra cosa que sea reconocible por todos como perteneciente a la ciudad de Alicante con la misma fuerza que lo es el Hércules? Yo creo que no.

Evidentemente esto no se se ha conseguido en un día. El Hércules es una entidad histórica que lleva los colores de la ciudad y la representa en un deporte tan popular como el fútbol desde hace casi cien años. Llegó a primera división en 1935, cuando algunos de los equipos que hoy la disputan ni siquiera existían, y ha estado 20 temporadas, de las 93 que ya cumple, en la máxima categoría. Ha vencido en el Bernabéu y en el Nou Camp, ha sido sede mundialista, ha tenido entre sus filas a jugadores campeones del mundo, y siempre fue orgullo y patrimonio de los alicantinos.

Por todo eso hubo el domingo pasado en Mestalla más de 700 aficionados blanquiazules. Y por eso, a pesar de estar en Segunda B y tras la magnífica gestión de Ortiz, somos todavía más de 5.000 los abonados. Y también justamente por eso, la ciudad de Alicante no puede permitirse perder un referente como éste.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?