EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Credibilidad cero

FRANCISCO J. GARCÍA

Ocho jornadas sin ganar, tres puntos de veinticuatro posibles, cinco goles marcados y dieciséis encajados. Números de colista, con permiso de un Real Madrid Castilla que está haciendo el ridículo junto aL Hércules. Más de doscientos setenta y cinco minutos sin marcar un gol en el Rico Pérez, ninguna victoria a domicilio y una victoria en once partidos, conseguida precisamente ante el último clasificado y de forma agónica. Además el juego es insulso, plano, vulgar, deficiente, solamente comparable a la falta de suerte y acierto de casi todos los que visten nuestros colores.

Todo esto es lo que ha conseguido Quique Hernández al frente de una plantilla que según sus palabras debía aspirar al ascenso. En agosto decía que lo que no fuese estar entre los seis primeros lo asumía como un fracaso y sin embargo, no presenta su dimisión por más que el equipo esté a cinco puntos del equipo que marca la salvación, a nueve del que marca el play off y a doce del ascenso directo en sólo un cuarto de la competición.

Hay muchos adjetivos que pueden describir la trayectoria de su Hércules: Ridículo, apocado, partido, negado, mediocre, falto de personalidad, limitado o pusilánime. Hemos visto Hércules pésimos pero éste compite con aquéllos y aquí parece que no se hace nada pese a que la credibilidad es igual a cero. Nadie confía en este entrenador que tras realizar el año pasado una gesta, ha engañado al herculanismo y ha perjudicado al equipo con sus decisiones técnicas absurdas e incomprensibles. Igual que nadie confía en Ortiz ni en el intermediario Pina. Entre todos han creado uno de los peores Hércules que uno recuerda en los últimos veinte años. Con muchos nombres como en el año 1999, pero con el mismo infame rendimiento. Mucho debe de cambiar esto para salvar otra aciaga temporada.

Hasta un triste Real Jaén, que nunca había ganado en su vida en el Rico Pérez , nos ganó casi sin hacer nada. No le hemos ganado a ninguno de los cuatro ascendidos que son rivales directos en la lucha por no descender e incluso hemos perdido ante dos de ellos. Creo que esta es la gota que colmó el vaso y este entrenador debe dejar paso a otro que venga con más ilusión e ideas nuevas. Que dé con una idea de equipo capaz de competir y se deje de inventos, cambios suicidas, planteamientos timoratos y una nula propuesta futbolística. Un entrenador que le dé galones a los pocos que saben jugar al fútbol en esta plantilla y recupere anímicamente a un grupo de futbolistas que no puede ser tan malo como indican los números.

Muchas gracias a Quique Hernández por todos los servicios prestados, por la salvación del año pasado y por el ascenso de hace veinte años. Gracias pero adiós. Si sigue en el cargo será una total pérdida de tiempo porque hace más de un mes que perdió el timón y el equipo no va a reaccionar con él, no nos engañemos.

Eso sí, que nadie piense que es el único culpable ni el mayor. Puede que con otro entrenador el equipo vuelva a ganar partidos, pero que nadie olvide que si el Hércules está hundido y con malas perspectivas es por la nefasta dirección de Enrique Ortiz Selfa, el verdadero culpable de que hoy el Hércules sea un club triste, deprimido, con una imagen deplorable y una deuda mucho mayor de los ingresos que es capaz de generar.

El mismo que vino para salvar al club en 1999, es el mismo que puede enterrar definitivamente a todo un símbolo de Alicante con más de noventa años. Ese es el desenlace más previsible si no media una reacción deportiva y una reacción social capaz de derrocar esta dictadura futbolística que sufrimos en silencio los herculanos, casi sin derecho a réplica.

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?