EuroKolada
Diario deportivo de Alicante

Consejos para conciliar el trabajo y el entrenamiento

ESTADIODIGITAL.ES / @EstadioD

Los españoles pasan demasiado tiempo en el trabajo, al menos en comparación con otros países europeos. De hecho, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) señala que España es uno de los países con jornadas laborales más largas, con una media de 1.687 horas de trabajo al año. Una jornada laboral de ocho horas que se suele alargar a diario por diferentes causas y que altera la conciliación con la vida familiar. Sin embargo, este concepto va más allá de la vida personal y engloba otros elementos como el ejercicio físico. Este punto es realmente importante por todos los beneficios positivos que se consiguen al realizar una actividad física de forma regular, siempre y cuando mantenga una estrecha relación con una alimentación saludable y apoyada por suplementos deportivos. Para ello vamos a ofrecer una serie de consejos para conciliar correctamente el trabajo y el entrenamiento. (PINCHA EN LA INFOGRAFÍA DE LA DERECHA PARA VERLA AMPLIADA)

Adaptar el entrenamiento al trabajo

Crear un nuevo hábito es una tarea que requiere constancia y tiempo de adaptación. Para ello, uno de los aspectos iniciales es conseguir adaptar el entrenamiento a la jornada laboral. En muchas ocasiones, son las propias personas quienes crean una barrera psicológica relacionada con el tiempo que impide realizar una actividad física de forma regular. Sin embargo, cualquier hora del día es buena para comenzar el entrenamiento.

Desayunar de forma saludable

Más allá de la hora elegida para realizar la actividad física, uno de los aspectos imprescindibles es comenzar cada día con un *desayuno sano, completo y saludable*. El desayuno es la comida más importante del día, ya que después de las ocho horas de sueño habituales, estos primeros alimentos que se toman en la mañana son los encargados de aportar los  nutrientes necesarios para afrontar la jornada laboral con vitalidad y energía suficiente.

Preparar todo lo necesario para el entrenamiento

El factor psicológico también afecta a las personas que se enfrentan a un entrenamiento diario cuando llegan cansadas después de largas jornadas laborales, o bien por la simple pereza de ponerse a primera hora de la mañana. Por este hecho, uno de los consejos más recomendados para evitar este tipo de situaciones es preparar todo el material necesario para el ejercicio físico, así como establecer un plan específico de entrenamiento con suficiente tiempo de antelación.

Organizar el trabajo para las tomas de suplementos

Uno de los elementos más olvidados por aquellas personas que realizan una rutina de ejercicios diaria es la alimentación pre y post entrenamiento. Los suplementos deportivos de empresas como Olimp Sport  permiten conseguir avances de forma más rápida para alcanzar los logros deseados. Por este motivo es importante incorporar los batidos de proteínas y voluminizadores musculares a la alimentación diaria. La mejor forma de conseguir este objetivo es organizar las horas de trabajo y establecer un plan específico para las tomas de suplementos deportivos.

Hábitos para la jornada laboral

El entrenamiento físico comienza en la propia jornada laboral. En muchas ocasiones, las personas se llevan horas y horas sentadas, un factor que afecta negativamente a la condición física. Para evitar posibles problemas es aconsejable realizar pausas cortas cada dos horas, de esta forma se podrá desconectar física y mentalmente. En estas pausas hay que levantarse de la silla, caminar por la oficina y evitar en la manera de lo posible el uso del móvil para alcanzar un descanso completo.

Hacer descansos en el gimnasio

El descanso es igual de importante en el entrenamiento que se realiza en el gimnasio. Este punto es necesario para que el músculo se recupere del esfuerzo realizado en cada serie y puede continuar a un nivel óptimo en las siguientes sesiones. Un descanso de cinco minutos entre cada serie es el adecuado para conseguir sacar el máximo provecho al ejercicio físico diario. Una rutina que se debe completar con ejercicios abdominales, así como una pequeña sesión de running de al menos cinco minutos de duración.

Otros consejos útiles

Finalmente, una correcta conciliación entre el trabajo y el entrenamiento pasa por seguir otra serie de consejos básicos, que aplicables al día a día resultan ser una fuente de energía suficiente para afrontar esta difícil tarea. Tareas tan simples como evitar comer azúcares después de las 20:00, dormir siete horas al día o encontrar un gimnasio cerca del trabajo son aspectos ideales para alcanzar el objetivo de la conciliación.

 

You must be logged in to post a comment Login

¿Qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.